Fotograma del documental emitido por Movistar +. | Twitter: @ElDiaDespues

0

El día después ha contado en su larga trayectoria innumerables historias que hablan de deporte y de vida. Con estos dos componentes conjugados es imposible no acordarse de Virginia Torrecilla, la futbolista mallorquina del Atlético de Madrid que ha vuelto a disfrutar de lo que más le gusta tras superar un tumor cerebral. Su caso ha llamado la atención en nuestras fronteras e incluso más allá y el mundo del deporte no ha pasado impasible ante su vivencia.

El programa de Movistar + repasó el pasado lunes la historia de Virginia Torrecilla. Contó con testimonios como la misma jugadora, que narra en primera persona cómo ha sido todo el proceso, desde el diagnóstico de la enfermedad y la incertidumbre por tal vez no poder ser la misma persona que antes, hasta la recuperación, los momentos difíciles que deparó el tratamiento y todo el proceso hasta volver a ser futbolista de primer nivel.

Noticias relacionadas

El documental cuenta momentos muy personales de la deportista balear que han aflorado en estos largos meses de lucha contra el tumor y también de recuperación. Un tiempo en el que Torrecilla ha afrontado otras pérdidas personales. También plasma con emotivas imágenes del redebut de Virginia Torrecilla el pasado fin de semana en las Rozas, un momento que ha saltado las lágrimas a muchos, entre ellos otro ejemplo de superación 'fabricado' en Mallorca.

Rubén Nova, el joven mallorquín que jugaba a fútbol en Andratx hasta que un grave accidente de tráfico le cambió la vida sentándolo en una silla de ruedas, ha sido uno de los miles de usuarios en las redes sociales que han reaccionado a la publicación que incorporan estas líneas.

En la ciudad deportiva de la Federación, donde el FC Barcelona se llevó la Supercopa femenina por goleada, Virginia Torrecilla fue manteada por sus compañeras y también por sus oponentes. Todas juntas celebraron su regreso. Como ella misma admite ante las cámaras, el fútbol femenino tiene algo especial. Que su lección no caiga en saco roto.