Imagen de un partido de fútbol base disputado en el campo del Sporting Sant Marçal. | Sporting Sant Marçal

4

El Sporting Sant Marçal-Atlético Rafal del Grupo A de Juveniles de Segunda Regional se ha suspendido este domingo tras estirarse sobre el césped un jugador del conjunto marratxiner en el tramo final del encuentro. El colegiado ha decretado la suspensión del encuentro después de que se encendieran todas las alarmas superado el minuto 80 del choque, cuando las asistencias han accedido al campo para atender al joven, que ha abandonado las instalaciones en ambulancia consciente.

Un balonazo que ha dejado sin poder respirar al jugador del Sant Marçal ha sobresaltado de inmediato a todos los jugadores y al público asistente, que ha visto como se sentaba sobre el césped muy nervioso por la situación. Rápidamente los propios participantes como los banquillos de ambos equipos han corrido a auxiliarlo. Han llamado de inmediato a los servicios de urgencias, que se han traslado de inmediato para hacerse cargo de una situación que ha generado momentos de muchos nervios y miedo. Tanto la Policía Local como una ambulancia han llegado a gran velocidad al recinto para hacerse cargo y han estabilizado al joven jugador, que habría sufrido una repentina aceleración de las pulsaciones.

El afectado ha sido trasladado a un centro médico consciente en todo momento para someterse una serie de pruebas que determinen el alcance del incidente y las causas. Un miembro del Sporting Sant Marçal consultado por este periódico han asegurado que se encontraba bien dentro de la gran alarma que había supuesto el incidente y que las primeras exploraciones habían supuesto un alivio. De hecho, ha podido regresar a su domicilio tras pasar unas horas en observación y descartarse cualquier problema grave.