Rafel Pol, Bota de Oro. | Jaume Morey

1

La Gran Gala del fútbol balear ha reunido a casi un centenar de personas en Es Baluard y a miles más a través de la retransmisión que han llevado a cabo la FFIB y Ultima Hora a través de streaming. La entrega de la Bota de Oro al preparador físico de la selección española, Rafel Pol, puso la guinda a una velada marcada por el tributo a título póstumo que recibieron Miguel Vidal, Miquel Jaume y Martí Mora.

La Federació centro parte de la celebración a recordar la figura de tan significados personajes del deporte balear y la sala Aljub de Es Baluard encogió los corazones de todos cuando Carlos y Luis Vidal, hijos de Miguel Vidal; María Jaume, hija de Miquel Jaume y Carli y Javier Mora, hijos de Martí Mora, subieron al escenario para recoger de manos de Miquel Bestard la distinción que honraba a los protagonistas como enormes valedores de nuestro deporte rey.

palma gala futbol balear foto morey
Rafel Pol, Bota de Oro, Carmen Serra y Miquel Bestard.

En la esta edición de 2021, la Federació junto con Ultima Hora organizaron una Gala diferente, adaptada a la situación sanitaria actual, más íntima, pero con todo el sentimiento que despierta un acontecimiento en el que se rinde tributo a la gran familia del fútbol balear. La jornada arrancó con las palabras de Carmen Serra, presidenta del Grup Serra, que destacó el buen momento por el que atraviesa el fútbol balear con el ascenso del Real Mallorca todavía reciente y la ilusión que despierta que otro equipo de las Illes como el Ibiza pueda jugar en Segunda. Carmen Serra no olvidó al Atlètic Baleares, que jugará en la Primera de la RFEF y al Andratx, que lo hará en la recién estrenada Segunda de la Federación.

palma gala futbol balear foto morey
Imagen de los asistentes a la tradicional fiesta del baompié balear.
Noticias relacionadas

Las circunstancias motivas por la pandemia del coronavirus obligaron precisamente a modificar el plan que cada año se lleva a cabo en Son Termens y ajustarlo a un nuevo formato. Los futbolistas Rubén Nova y Virginia Torrecilla recibieron su distinción como muestra de la admiración, el respeto y el afecto que toda la sociedad exhibe hacia ellos.

También recibió un reconocimiento Guillermo Cuadra Fernández, el árbitro adscrito al comité balear que además de consolidarse en Primera División, también ha recibido su bautismo internacional esta temporada y tomará parte de los juegos de Tokio. Nico López, el entrenador con más partidos dirigidos entre Tercera y Segunda B también fue distinguido por la Federació. Los homenajes a título póstumo a Miguel Vidal, Martí Mora y Miquel Jaume sumergieron Es Baluard en un universo de emociones.

Por último, Rafel Pol, preparador físico de la selección española fue el último en acceder al estrado para recoger la Bota de Oro de la FFIB, el mayor galardón que otorga el organismo federativo. La imagen de familia final dio por cerrado un acto marcado por la emoción, el buen gusto y la sobriedad. El fútbol ha vuelto, ha plantado cara a la pandemia y sigue dando pasos en firme hacia la normalidad que conocíamos antes.