Imagen de Rubén Jurado durante un partido de esta temporada. | Jaime Verd

0

Ganar o ganar. No le queda otra al Poblense para apurar sus opciones de eludir el descenso a Tercera y llegar a la última jornada con opciones de sacar un billete para la Segunda División RFEF. Al conjunto azulgrana sólo le valen los tres puntos en su visita al Villarrobledo y esperar un tropiezo de Las Rozas para evitar el precipicio y agarrarse a la categoría.

La visita al Campo Municipal de Nuestra Señora de la Caridad es de esos desplazamientos a los que se parte con la misma consigna con la que los espartanos partían a la guerra: regresad con el escudo o sobre él. El empate de la pasada jornada ante el Melilla ha colocado a los hombres de Óscar Troya en una situación límite y ni siquiera el triunfo confiere garantías de salvación, pero es la única vía que contemplan los azulgrana, que no se resignan y presentarán batalla hasta el final.

La necesidad de uno y otro contendiente puede marcar las diferencias sobre el campo. El Villarrobledo ya consumó su descenso y su única motivación pasa por brindarle una última alegría a su afición en una temporada aciaga, mientras que el Poblense quiere prolongar su particular ejercicio de fe. El partido entre ambos equipos disputado en tierras mallorquinas se saldó con un claro triunfo azulgrana, que desde el primer minuto tiene que dejar claro quién se la juega.

La baja por sanción de Raúl Beneit tras la incomprensible expulsión que sufrió en la antepenúltima jornada del curso es el principal problema de Óscar Troya, que puede dar continuidad en el mismo bloque en el que ha venido confiando. Sin duda, el Poblense no es un equipo sospechoso en cuanto a su compromiso y su actitud jugará un papel fundamental en un choque en el que de nuevo la seguridad atrás es uno de los requisitos primordiales para sumar los tres puntos a domicilio.

A diferencia de sus dos últimos desplazamientos ante el Socuéllamos o el Villarrubia, el Poblense se encontrará con un terreno de juego de césped natural que le permitirá sentirse más cómodo. Aunque la permanencia también se juega en otros campos, con especial atención al choque entre el Villarrubia y Las Rozas que arrancará a las 20:45, la supervivencia en la segunda fase sólo pasa por los 90 minutos en Villarrobledo, donde sólo vale ganar o ganar.

Villarrobledo: Zárraga, Pepe García, Lucas, Moreno, Pablo García, Llorente, Justo, Chato, Rubén Sánchez, Cantave y Lemiechevsky.
Poblense: Imanol, Álvaro, Cendrós, Mateo, Pep Vidal, Javi Moreno, Giaquinto, Jaime, Dani Benítez, Aitor Pons y Rubén Jurado.