Los jugadores del Logroñés celebran el ascenso a Segunda tras superar al Castellón en la tanda de penaltis en el partido disputado en La Rosaleda. | Footters

1

El Logroñés es nuevo equipo de Segunda División tras superar en los penaltis al Castellón en el duelo entre campeones de grupo. El conjunto riojano, que ha jugado en inferioridad numérica desde la segunda mitad, ha hecho valer su efectividad desde el punto fatídico para lograr el anhelado salto de categoría, mientras que los orelluts tendrán que aguardar rival para la segunda ronda, donde se ha instalado la Peña Deportiva tras sorprender al Marbella.

El Castellón se ha adelantado en el marcador por mediación de Adrián Ruiz a los 15 minutos, pero el Logroñés ha forzado la prórroga gracias a un gol de penalti de Andy. Los riojanos han jugado todo el tiempo suplementario con un hombre menos por la expulsión de Sidiki, pero su acierto en la tanda y las intervenciones de Rubén Miño le han dado el triunfo (2-3) y el ascenso.

Los perdedores, campeones del grupo tercero, tendrán una nueva oportunidad de seguir peleando por dar el salto al fútbol profesional. Su posible rival en la siguiente ronda será la Peña Deportiva, que se ha clasificado para las semifinales de la fase de ascenso a Segunda división tras derrotar a domicilio al Marbella (2-0).

El conjunto balear, cuarto del grupo 1 de Segunda B, echó abajo el factor campo -el encuentro se disputó en el Marbella Football Center- y se llevó el pase con un tanto al inicio (m.2) de Fran Núñez y otro en el segundo periodo (m.55) de Higor Rocha.