El mallorquín Dani Plomer -derecha- posa con los pulgares en alto tras pisar el césped del Camp Nou antes de un partido en el que ha disfrutado de minutos en el tramo final de la segunda mitad. | R.D.

0

De hacer prácticas en la conselleria de Educació al Camp Nou. De jugar en La Antoniana a dejarse ver en uno de los templos del fútbol mundial en apenas tres años. Este es el recorrido profesional que ha vivido Dani Plomer en el último año tras disfrutar de minutos en el partido que ha enfrentado este jueves al Fútbol Club Barcelona y a su equipo, el Leganés, en la Copa del Rey.

Plomer, que se enroló el pasado verano en la disciplina del Leganés B procedente del Poblense, ha participado en la derrota (5-0) del conjunto madrileño en los octavos de final del torneo del KO. El extremo de 21 años ha saltado al terreno de juego en el minuto 71 en sustitución del danés Braithwaite debutando en el Camp Nou y disputando su segundo partido en la Copa, ya que jugó 15 minutos en la eliminatoria ante el Andorra.

Este miércoles le ha disputado balones a Piqué o Jordi Alba cuando hace un año realizaba prácticas en la conselleria de Educació en la seccion de formacion de profesorado. Un día especial en la carrera del joven jugador mallorquín, cuya realidad es el filial pepinero que milita en el grupo madrileño de Tercera División. Plomer ha firmado cinco dianas en lo que va de curso con su equipo, que ocupa la tercera plaza.

Sus primeros contactos con el fútbol federado fueron en el Cide en categoría alevín pasando posteriormente a las categorías inferiores del Real Mallorca. En su etapa juvenil militó en la Penya Arrabal, San Francisco y de nuevo en el Mallorca. Tras cerrar su ciclo juvenil su progresión ha resultado espectacular, ya que comenzó la temporada 2017-18 en el Independiente en Primera Regional y daría el salto al Santa Catalina Atlético de Tercera. La temporada pasada despuntó en el Poblense, donde sus 15 dianas no pasaran desapercibidas.