El Barcelona sobrevive en Balaídos al acoso del Celta

| Vigo |

Valorar:
El delantero del Celta Iago Aspas (i) trata de escapar de Sergi Roberto, del FC Barcelona, durante el partido de Liga en Primera División que han disputado la noche de este martes en el estadio de Balaidos, en Vigo.

El delantero del Celta Iago Aspas (i) trata de escapar de Sergi Roberto, del FC Barcelona, durante el partido de Liga en Primera División que han disputado la noche de este martes en el estadio de Balaidos, en Vigo.

Efe

Celta de Vigo 2-2 FC Barcelona

RC Celta de Vigo: Sergio; Wass, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny; Lobotka, Jozabed (Radoja, min. 73), Brais (Boyé, min. 83); Sisto (Emre Mor, min. 79), Maxi Gómez, Aspas.

FC Barcelona: Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen, Digne; Paulinho, André Gomes (Sergi Roberto, min. 60); Denis Suárez; Dembélé (A. Vidal, min. 77), Coutinho (Messi, min. 60); Alcácer.

Goles: 0-1 Dembele, min. 36; 1-1 Jonny, min. 44; 1-2 Paulinho, min. 62; 2-2 Aspas, min. 82.

Árbitro: Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Aspas, Wass y Jonny por parte del Celta; expulsó con roja a Sergi Roberto (min. 71).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga Santander disputado ante 20347 espectadores en el estadio municipal de Balaídos.

El FC Barcelona se mantiene como líder invicto de la liga después de empatar en Balaídos ante el RC Celta (2-2), en un vibrante partido en el que equipo gallego, liderado por Iago Aspas, atacó con descaro la portería del conjunto catalán, que reservó su habitual equipo titular para la final de la Copa del Rey.

El Barcelona mantiene sin mancha alguna su hoja de ruta hacia el título de liga. Nada altera su curso impecable. Ni las bajas de Iniesta, Busquets, Rakitic y Piqué. Ni la suplencia de Messi, Luis Suárez, Alba y Umtiti. Sigue invicto, pese a sufrir un mundo en Balaídos, un dolor habitual en las últimas temporadas.

El ritmo del inicio fue trepidante. Coutinho lideró la versión B del Barcelona con su velocidad y regates, asociándose con Denis Suárez y Dembélé, que malgastaron las primeras ocasiones. No atemorizó al Celta. Cumplió el guión que suele diseñar Unzué: presión alta, salida rápida de la pelota.

Se apoderó de los galones celestes el joven Brais desde el centro del campo. Y él, con el omnipresente Aspas, fue la brújula para que su equipo se lanzase a por el gol. Primero con una triangulación Brais-Aspas-Maxi Gómez, que el delantero uruguayo no culminó en el mano a mano ante Ter Stegen; después con un buen centro de Sisto al que no llegó Wass dentro del área; un poco más tarde, un gran contraataque guiado por Aspas que no coronó Brais, desatinado en un lanzamiento cómodo.

El Barcelona asistió con asombro al empuje gallego. Reaccionó tímidamente, aunque con peligro, con un cabezazo al poste de Paulinho a la salida de un córner. Luego, su misión fue otra vez la de soportar el acoso celeste, bien con la anticipación de Yerry Mina para evitar un remate de Maxi Gómez, bien con un paradón colosal de Ter Stegen a un lanzamiento de Brais Méndez.

El Celta dominó con orden, con jerarquía futbolística, pero pagó con un precio excesivo su primer error defensivo. El Barcelona cazó un mal pase horizontal de Jonny en el centro del campo. La recuperación encarriló un contragolpe que finalizó Dembélé con gol.

El castigo fue grande para el Celta. Pero se rehizo. Y Jonny corrigió su error anterior. Se anticipó a André Gómes en el centro del campo y acompañó con éxito hasta la línea de gol un contraataque que movió Aspas y Maxi Gómez. Jonny corrió cuarenta metros y marcó dentro del área pequeña.

El segundo tiempo mantuvo la intensidad. El libreto fue parecido. El Celta perdonó: un pase de Brais colocó a Jozabed solo ante Ter Stegen, que evitó el gol. Valverde metió a Messi. Y poco después llegó el gol con una rápida acción, una buena combinación de equipo que acabó con un centro de Semedo que remató Paulinho desde el área pequeña.

El gol del Barcelona volvió a estimular al Celta, otra vez capaz de dominar el partido, de encerrar al Barcelona, de crear un sinfín de oportunidades; un tiro de Aspas, otro de Maxi Gómez, uno de Emre Mor, otro de Radoja. Sobrevivió el Barcelona, que defendió con un jugador menos los últimos veinte minutos por expulsión de Sergi Roberto, que tuvo que aprisionar a Iago Aspas al borde del área para parar una contra.

El Celta logró el gol del empate muy cerca del final. Marcó Aspas: Ter Stegen despejó un centro de Emre Mor y Aspas recogió el rechace, primero con el pecho, después con un brazo. Fue la recompensa a un partido enorme del Celta, en especial de Aspas, su estrella, que no desistió hasta el pitido final, pues le metió un balón de oro a Boyé para que este rozase el gol de la victoria en el último minuto.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Harto de alucinados merengutanes
Hace más de 2 años

Perjudicados por los árbitros y por los palos... Pésima gestión de Valverde en las rotaciones y los cambios a lo largo de la temporada, cargando de minutos a los titulares, ya que siempre efectuaba los cambios en los últimos minutos. Teniendo la liga encaminada no supo preparar la vuelta contra la Roma, debería haber rotado a todo el equipo en el partido de liga anterior.

Valoración:0menosmas

quasimodo
Hace más de 2 años

Si al Barça no le hubiesen quitado dos puntos en Valencia, recordad el gol no concedido, y otros dos ayer seguramente ya sería campeón.

Valoración:3menosmas

amunike
Hace más de 2 años

culerdos vos han fet un gol amb se ma ! si agues estat el madrid que fa gol amb se ma el robo del milenio .forza roma jja ja

Valoración:-3menosmas

Jutipiris
Hace más de 2 años

Y a pesar del gol marcado con la mano por el Celta, el Barça continúa imbatido toda la temporada. Lo de Roma fue una mala noche, nada más. El Barça de los últimos 25 años ha aprendido a levantarse rápidamente, los que vivimos lo anterior (décadas 60, 70 y 80) valoramos mucho más el presente ganador blaugrana.

Valoración:6menosmas

Sa Calobra
Hace más de 2 años

El Barça sobrevive al acoso del ARBITRO. Gol con la mano de Aspas, segunda amarilla y expulsado. 1-2 y 10 contra diez. Es el Celta el que ha sobrevivido. gracias al arte del arbitro

Valoración:10menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1