Imagen de la presentación, que se celebró ayer en la sede de la FFIB. | M. À. Cañellas

0

El fútbol balear se posiciona este fin de semana ante un nuevo y apasionante reto. Después de reivindicarse durante la temporada como una de las más potentes del país, la selección femenina sub’18 peleará por la corona de campeona de España. Además, lo hará como local y frente a la Comunitat Valenciana, que será su rival en semifinales, Madrid y Catalunya.

La fase final del Campeonato de España se disputará a partir de mañana en Magaluf y fue presentada ayer en la sede de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB), que ejercerá de anfitriona en un torneo que reunirá a algunas de las mejores futbolistas de la categoría. Abrirán el fuego Madrid y Catalunya (10.15 horas) y a continuación serán Balears y València (12.30) las que pujen por la otra plaza de la final, que se jugará el domingo y que decidirá el nombre del combinado que ocupa el trono.

El presidente de la FFIB, Miquel Bestard, fue uno de los de los encargados de presentar la fase final, que según explicó él mismo supone una recompensa a toda esa fuerza que ha tomado el balomopié femenino en el archipiélago, tal y como confirma ahora la sub’18. Junto a Miquel Bestard también estuvo la concejala de Deportes de Calvià, Eva Serra, que se refirió a la gran afición que hay en el municipio y a los esfuerzos que desde el Ajuntament se lleva a cabo para promocionar la igualdad de las mujeres en la práctica deportiva. La presentación se completó con la presencia del seleccionador sub’18, Daniel Ros, y cuatro de sus jugadoras: Andrea Alcaide, Paula Tur, Lorena Allés y Cata Coll.

Balears alcanza el ciclo definitivo de la competición tras imponerse en los dos encuentros de la primera fase a Murcia y Castilla la Mancha. En la ronda posterior, celebrada en Alcúdia a comienzos de febrero, las isleñas cayeron contra Galicia y derrotaron a Extremadura para reunir un botín total de nueve puntos que le permitieron emitir el billete para la gran final, en la que peleará por un sueño contra las mejores del país.