0

Alcorcón 0 - 1 Numancia

Alcorcón: Dani Giménez; Iribas, Nagore (Quini, m.69), Babin, Ángel Sánchez; Fernando Sales, Sergio Mora, Jony, Juli (Christian Alfonso, m.69); Pacheco y Sergio Prendes (Oscar Plano, m.13).

Numancia: Raúl Fernández; Akapo, Gaffoor, Juanma, Bonilla; Regalón (Pedraza, m.84), Víctor Andrés; Del Pino (Luis Valcarce, m.82), Julio Álvarez, Palanca (Bedoya, m.77); y Natalio.

Goles: 0-1: M.62 Palanca.

Árbitro: Bikandi Garrido (comité vasco). Amonestó a Nagore, del Alcorcón; y a Bonilla, del Numancia.

El Numancia, con un tanto de Palanca a los 62 minutos tras un error defensivo del Alcorcón, se llevó la victoria de Santo Domingo en la vuelta del técnico Juan Antonio Anquela a la que fue su casa durante más de cuatro años y sumó los primeros tres puntos lejos de Los Pajaritos en diez meses.

El encuentro que hoy disputaron Alcorcón y Numancia estuvo marcado de principio a fin por la vuelta de Anquela a Alcorcón, que se llevó una sonora ovación de la afición alfarera al comienzo del partido mientras se reflejaba en su rostro la emoción por volver al club en el que ha logrado sus mayores éxitos deportivos.

El Alcorcón, fiel a la política de rotaciones que está siguiendo desde el principio de temporada su técnico, Miguel Álvarez, saltó al césped con un once renovado en el que no estuvo el capitán Rubén Sanz, el lateral derecho Nagore jugó de central izquierdo y Jony volvió a ser titular por segundo partido consecutivo en el puesto de mediocentro.

En el caso del Numancia, la baja del centrocampista Antonio Tomás, que no llegó a tiempo tras sufrir un esguince, la suplió Anquela con el canterano Víctor Andrés, al que acompañó Paco Regalón en tareas organizativas.

Noticias relacionadas

El partido no comenzó bien para el equipo local, que a los pocos minutos del comienzo perdió por lesión al delantero asturiano Sergio Prendes, uno de los jugadores más determinantes del Alcorcón en los últimos encuentros.

La entrada del ariete Oscar Plano en su lugar no supuso cambio táctico y tampoco mejoró el ataque del conjunto alfarero, que apenas inquietó con peligro al portero visitante Raúl Fernández.

El Numancia, bien plantado sobre el césped, se mantuvo firme en defensa y ordenado en la medular, pero tuvo poco protagonismo en la punta de ataque, dónde le faltó profundidad en los últimos metros con Natalio muy desasistido. De hecho, el primer acercamiento con cierto peligro llegó a los 34 minutos con un disparo lejano de Javier Del Pino que Dani Giménez repelió con las manos.

Al conjunto madrileño le costó encontrar alguna fisura en el Numancia y todas sus jugadas ofensivas las intentó volcar por la banda izquierda comandada por Dani Pacheco, que aportó velocidad y verticalidad en sus acciones.

En la segunda mitad, el Numancia mejoró su presencia sobre la meta rival, en parte a las jugadas a balón parado y también por los errores defensivos que cometió el Alcorcón en los últimos metros.

Precisamente en uno de esos errores llegó el primer tanto del partido, obra de Miguel Palanca, que aprovechó un mal pase de Nagore para robar el balón en línea de tres cuartos y lanzar un disparo ajustado al palo derecho de Dani Giménez que el portero vigués no pudo atajar.

A raíz del gol encajado, Miguel Álvarez realizó un doble cambio muy ofensivo y dio entrada a Christian Alfonso y Quini, pero las imprecisiones y la ansiedad que mostró el equipo amarillo en la circulación del balón volvió a provocarle más de un susto, como el disparo que Bonilla estrelló en el lateral de la portería amarilla.

A falta de nueve minutos para el final, el Alcorcón pudo lograr la igualada con una oportunidad muy clara a disparo de Sergio Mora que, solo delante del portero, mandó por encima del travesaño.

De ahí al pitido final, el Numancia replegó filas, metió a todos los jugadores en su campo e impuso una muralla infranqueable para el conjunto local, que terminó totalmente descolocado.

Con esta victoria, el Numancia suma sus primeros tres puntos en partido oficial lejos de Los Pajaritos desde el pasado 22 de diciembre de 2012.