0

La selección inglesa se ha apuntado este viernes una histórica goleada ante San Marino (0-8) que, sin embargo, no le sirve para conquistar el primer puesto del Grupo H clasificatorio para el Mundial de Brasil 2014, todavía en posesión de Montenegro tras su triunfo sobre Moldavia (0-1).

Después del tropiezo ante Polonia en la última jornada, Inglaterra no podía permitirse un nuevo pinchazo para hacerse con el primer puesto del Grupo H. De este modo, los de Roy Hodgson no se apiadaron de la débil San Marino y dejaron sentenciado el duelo antes del descanso.

Tras un primer tanto en propia meta de Valle, Oxlade-Chamberlain, Defoe, Young y Lampard fabricaron cuatro goles en poco más de diez minutos, un nuevo castigo para una selección que todavía no sabe lo que es marcar un gol en esta fase de grupos. Ya en el segundo acto, Rooney y Sturridge entraron en la lista de goleadores y Defoe obró el segundo en su cuenta particular.

Por su parte, Montenegro continuó con su imparable racha al vencer por la mínima en su visita a Moldavia. A pesar de jugar la última media hora con uno menos, Vucinic rompió la igualdad anotando el tanto de la victoria. Además, Ucrania se hizo con la tercera plaza al vencer con claridad a Polonia (1-3), a quien se le complican muchos las cosas para acceder al Mundial.