Previous Next
21

Italia ha frustrado este martes el sueño de la selección española de conquistar la Eurocopa al conseguir el pase a la final en la tanda de penaltis. Tras el 1-1 con el que ha terminado el tiempo reglamentario, el error de Álvaro Morata en el cuarto lanzamiento ha allanado el camino de los hombres de Mancini, que se han impuesto 4-2 en los penaltis y se las verán el domingo en la gran final con el ganador del encuentro que enfrenta este miércoles a Inglaterra y Dinamarca.

Italia - España

La tanda de penaltis ha arrancado con Unai Simón acertando a detener el primer disparo de Locatelli, pero Dani Olmo ha mandado directamente fuera su tiro. Belotti, Gerard Moreno, Bonucci, Thiago y Bernardeschi no han fallado, pero Donnaruma ha adivinado las intenciones de Gerard Moreno para que finalmente Jorginho sellara el pase a la final-

La entrada de Mikel Oyarzabal en lugar de Álvaro Morata ha sido la gran apuesta de Luis Enrique Martínez, seleccionador español, para medirse a Italia en las semifinales de la Eurocopa 2020, en un once con dos novedades, con el regreso de Éric García al centro de la zaga; mientras que Roberto Mancini ha cubierto la baja de Leonardo Spinazzola con la presencia de Emerson Palmieri.

España ha arrancado las semifinales de la Eurocopa con Unai Simón; Azpilicueta, Éric García, Laporte, Jordi Alba; Busquets; Koke, Pedri; Dani Olmo, Ferran Torres y Oyarzabal. En Italia, han formado de inicio Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini, Emerson; Barella, Jorginho, Verratti; Insigne, Chiesa e Immobile.

La selección española ha dominado a la de Italia durante los primeros 45 minutos, pero no ha conseguido ver puerta ante un inspirado Gianluigi Donnarumma (0-0). El arquero italiano le ha sacado la ocasión más clara de la primera parte a Dani Olmo, que se ha encontrado con un balón muerto dentro del área y su remate ha sido despejado con una espléndida 'palomita' por el exportero del Milan.

Noticias relacionadas

La mejor opción de gol para los italianos ha estado en las botas de Nicolo Barella, que en una mala salida de Unai Simón se ha liado, no ha disparado y, en un amago, le ha robado la pelota Sergio Busquets.

En la segunda mitad, cuando mejor ha estado la selección española, Chiesa ha abierto el marcador culminando un contraataque perfecto de Italia, pero Morata, a diez minutos para el final, ha logrado el empate al definir a placer tras una magistral pared con Dani Olmo.

Al tiempo suplementario ha llegado mejor la selección española por físico y por el impulso anímico que ha supuesto forzar la prórroga cuando todo parecía indicar el final de su trayecto en el torneo continental.

Un disparo de Morata entre un mar de piernas a los ochos minutos del tiempo extra ha elevado la amenaza de 'La Roja', que se ha adueñado del choque ante una Italia que había sustituido a algunos de sus mejores hombres y que se ha quedado sin fuelle.

España, sin Busquets sustituido, ha perdido el balón e Italia ha sabido dormir el juego para que apenas sucedieran cosas en la segunda parte de la prórroga propiciando que la tanda de penaltis se encargara de dictar sentencia.