Imagen de las piscinas exteriores de Son Hugo. | Tolo Jaume

27

Hace poco más de medio año, los deportistas y usuarios de Son Hugo confiaban en disfrutar de la piscina exterior durante este verano. Ahora mismo, esta posibilidad es una quimera y los usufructuarios de la instalación no han tardado en mostrar su indignación por un nuevo retraso.

Pese a que el proyecto de la reforma integral de Son Hugo presentada hace meses era «urgente y de alta prioridad», las obras de remodelación no estarán acabadas en 2018.

Los perjudicados serán nuevamente los usuarios de estas piscinas municipales y, en especial, los nadadores de los clubes que entrenaban en Son Hugo.

En este sentido la nadadora María Ferragut, del Club Natación Palma, no escondió su malestar: «La piscina exterior sigue cerrada y no podemos nadar. Además, la plataforma que utilizan las personas mayores está rota desde hace meses y nadie hace nada para arreglarla. Tampoco está abierto el bar y la instalación se está deteriorando por momentos. Es una pena el abandono de Son Hugo. Algo tendrían que hacer los que mandan», apuntó a este periódico.