Las autoridades, patrocinadores y organizadores de la Challenge posan en el Consolat de Mar. | Pere Bota

0

Vuelve la Challenge. La prueba ciclista que abre el calendario ciclista de ruta en suelo español y europeo arranca mañana y traerá a algunas de las principales figuras del pelotón internacional a la Isla del 25 al 28 de enero. La XXVII Playa de Palma Challenge Ciclista a Mallorca contará, de nuevo, con cuatro trofeos, y fue ayer presentada en el Consolat de Mar, contando con la presencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, además de con la consellera de Turisme, Bel Busquets. Los alcaldes y regidores del grueso de las localidades que acogerán la prueba (Susanna Moll, Sebastià Sagreras, Francisca Mora, Joan Xamena, Bernat Roig, José María Muñoz o Katia Rouarch) y otras autoridades, como el presidente de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears (FCIB), Fernando Gilet, el director general d’Esports del Govern o Cosme Bonet, en representación del Consell.

Quince equipos, cinco de ellos World Tour, toman parte en la Challenge, cuyo cartel cierra Mikel Landa, que debutará con el Movistar y se unirá a Alejandro Valverde, quien regresa a la competición. Los baleares Albert Torres, Joan Martí Bennàssar, Xavi Cañellas o Marc Buades, que se estrena con la Fundación Euskadi. El mejor ciclista isleño de cada trofeo será distinguido con el maillot de la FCIB, inspirado en Joan Miró.
El Trofeo Campos-Porreres-Felanitx-Ses Salines abre mañana jueves la Challenge, que tendrá continuidad el viernes con el Trofeo Serra de Tramuntana (Sóller-Deià). El Trofeo Lloseta-Andratx acude el sábado a la cita, cerrando la prueba el tradicional recorrido entre la Platja de Palma y el Passeig Marítim.

Noticias relacionadas