Jaume Estarellas, en su despacho de la FBIB. | T. Ayuga

2

La no inclusión de Opentach Pla y Giwine Andratx en la primera fase del Grupo E de la Liga EBA o en otras de las Conferencias ha abierto un debate en el seno del baloncesto balear, y el centro de todas las críticas por parte de los dos clubes implicados y otras entidades y personas relacionadas con el deporte de la canasta es Jaume Estarellas. Al presidente de la Federació de Bàsquet de les Illes Balears se le acusa de haber trasladado una propuesta de creación de un grupo balear de EBA que no fue aceptada por los clubes y de no tener peso ante la Federación Española de Baloncesto, que el pasado jueves notificó a Pla y Andratx que hasta el mes de febrero no podrán entrar a competir en la segunda fase del Grupo E.

Algunos sectores han reclamado la dimisión de Estarellas, e incluso se plantea una moción de censura contra el veterano dirigente, que quiso dar su versión sobre un contencioso que ha abierto una herida en el seno del baloncesto isleño. El máximo responsable de la FBIB deja claro que tanto Pla como Andratx «jugarán la segunda fase», ante el temor de ambos clubes a quedarse fuera por renunciar a la disputa de una primera a nivel insular. De la misma manera, Estarellas dejó una puerta abierta a la esperanza, «pues hasta el día 30 tienen para responder las territoriales implicadas y la Comisión Delegada para tomar una decisión final, aunque veo difícil que la cosa cambie», añadiendo que en la Asamblea nacional «tenemos tres votos y resulta difícil hacerse notar, aunque lo intentamos».

Gestiones

El presidente de la territorial reconoce que «hemos hecho todo lo que se ha podido para defender los intereses de nuestros equipos, lo hemos hecho con Pla y Andratx y con todos los demás, pero había una decisión de la Asamblea que es difícil de revocar. Hay conferencias cerradas y eso lo dificulta más todavía», aseguraba. Igualmente, Estarellas dijo que «se presentó este proyecto antes de la Asamblea de la FEB, y los asambleístas tenían las propuestas desde hace tiempo. Y se advirtió que si no se configuraba un grupo balear, podría haber problemas», añadiendo que «había equipos interesados en participar, entre Mallorca y Menorca, pero al final, por diferentes motivos no pudo confeccionarse este subgrupo».

Pese a que se ha reclamado públicamente su salida de la FBIB, Estarellas es claro. «No pienso dimitir, pero si quieren una moción de censura, hay mecanismos para ello», sentenció.