El centrocampista mallorquín del Constància Fullana intenta arrebatarle el balón a un rival, ayer, en el campo del Sallista. | P. Pellicer

0

Constància 0 - 1 L'Hospitalet

Constància: Gaspar (¬), Vich (¬¬), Guasp (¬¬), Cristian (¬¬), Jaime (¬), Nené (¬), Nacho (¬), Fullana (¬), Isma (¬), Campoy (¬¬) y Esteban (¬¬).
Cambios: Pepe Biel (l) por Nené; Pau Siquier (l) por Isma y David Karg (¬) por Campoy.

L’Hospitalet: Graviotto (¬¬), Julio Rico (¬¬¬), Valentín (¬¬), Viale (¬¬), Hammouch (¬), Manel (¬), Corominas (¬¬), Osado (¬), Bacarí (¬¬), Marc Pedraza (¬) y Cirio (¬).
Cambios: Manga (¬) por Cirio, Barranco (l) por Osado y Pol (¬¬) por Corominas.

Árbitro: Víctor Pérez Peraza, del colegio tinerfeño. Amonestó a los locales Campoy, Esteban,Vich y Pau Siquier; y a los visitantes Manga, Barranco y Bacarí.

Gol: 0-1, minuto 46, Julio Rico.


El Constància cayó en casa frente al segundo clasificado de la liga, L’ Hospitalet, tras encajar un tanto en el primer minuto de la segunda mitad. La derrota de los de Joan Esteva, que actuaron como locales en el campo del Sallista, coloca al equipo inquer en zona de descenso.

La primera mitad arrancó con ambos equipos mostrándose mucho respeto y con una bonita lucha en el centro del campo por hacerse con la posesión del balón.

La gran defensa de la zaga blanquinegra provocó que L’Hospitalet apenas contara con pocas ocasiones claras de gol. Desde una buena defensa los locales intentaron avanzarse a la contra con una serie de buenas combinaciones que trasladaron el peligro a la meta visitante en los instantes finales del primer acto.

Sin embargo, el encuentro dio un giro en la reanudación después de que Julio Rico aprovechara un desajuste local. El Constància no bajó los brazos y lo intentó hasta el final del partido pero sin puntería, mientras que el conjunto catalán impuso su oficio para dejar pasar los minutos.

El Constància visitará el campo del Binissalem en la próxima jornada en un derbi de es raiguer marcado por las urgencias.