El central del Atlètic Balears Martín Mantovani trata de rematar un saque de esquina, ayer, durante el partido ante el Olímpic de Xàtiva en el Estadi Balear. | Pere Bota

14

BalearesBaleares 1

OlimpicOlimpic 0

Segunda B - Grupo III | Jornada 11 | 30/10/2011 12:00 | Final

Atlètic Balears 1 ? 0 Olímplic


Atlètic Balears
: Xavi, Izquierdo, Mantovani, Quesada, Dorado, César, Fullana, David (Marc Vales, min. 74), Peter, Antoñito (Aitor, min. 85) y Abraham (Mathias, min. 63).


Olímpic de Xàtiva
: Francis, S. Heras, Nando, Rifaterra, Da Silva, Quintana (Fran Moreno, min. 65), Álex Vaquero, Kike Alcázar (Fuentes, min. 80), Peris, Mendoza, Rubén (Olzina, min. 54).

Gol: 1-0, min. 88: Marc Vales.

Árbitro: Cruz Quintero. Amonestó a los locales César, Peter, Antoñito y Aitor, así como a los visitantes S. Heras, Kike Alcázar, Mendoza, Rubén y Olzina. Expulsó por doble amonestación al local Mantovani en el minuto 74.

El Atlètic Balears apuntaló con épica el liderato del grupo tercero de Segunda División B. Un gol de Marc en el minuto 89 acabó con la resistencia del Olímpic de Xàtiva y dejó los tres puntos en un Estadi Balear que se volcó con los suyos para paliar la inferioridad numérica con la que jugaron los locales tras la expulsión de Martín.

El técnico blanquiazul, Gustavo Siviero, que tuvo que descartar a Perera en los momentos previos al duelo por culpa de un inesperado proceso vírico, puso en liza un nuevo planteamiento táctico con Antoñito como único delantero y Cesar Diop, Fullana y David Sánchez en la sala de máquinas. No obstante, monopolizar la posesión de balón no contribuyó a poner en aprietos la portería de Francis. El juego horizontal de los locales apenas no para provocaba grietas en el entramado defensivo dispuesto por el Olímpic, que dispuso de las mejores ocasiones de la primera mitad.

El atasco de jugadores en la zona ancha limitó los movimientos de David Sánchez y con ello la producción ofensiva del Atlètic Balears, que apenas dispuso de una aproximación de Abraham en el minuto 3. El meta mallorquín Xavi Ginard fue lo mejor de la escuadra local en los primeros 45 minutos, ya que resolvió con acierto las llegadas de un Olímpic que jugaba con el viento a favor tras escoger el campo que habitualmente elige el Atlètic en la primera parte.

Paradas

Xavi Ginard tuvo que emplearse a fondo para detener un lanzamiento de falta de Alex Vaquero (min. 23), un disparo de Rubén (min. 30) tras una gran acción individual del menorquín y un empalme desde la frontal también de Álex Vaquero que se disponía a colarse por la escuadra (min. 44) . En cambio, la jugada más peligrosa del Olímpic estuvo en la cabeza de Kike Alcázar, cuyo cabezazo salió ligeramente alto (min. 42).

El paso por la caseta insufló un nuevo aire al Atlètic, que se vio favorecido por el viento a favor que arreciaba en un Estadi Balear que se metía en el partido gracias a la casta de Peter. Antoñito pudo abrir el marcador al firmar una volea en el segundo palo al saque de un córner (min. 47), pero fue Abraham el que más lo intentó con dos disparos desde fuera del área (min. 49 y min. 54) que se marcharon por encima del travesaño.

El Olímpic resistía y el Atlètic mantenía la iniciativa, pero el duelo entró de nuevo en una fase tediosa que solo se atrevió a romper Cesar Diop con un disparo que salió rozando el palo izquierdo tras driblar a tres rivales.

Cuando el Olímpic parecía dar por bueno el empate se encontró con la expulsión del central local Martín, que vio la segunda amarilla por protestar. La salida de Marc para ubicarse en el eje de la retaguardia en lugar del defensor argentino resultó decisiva, ya que acabaría dando la victoria a los hombres de Siviero.

Los locales mandaron en el partido pese a jugar con uno menos espoleados por el público y una de las incursiones de Mathias por la banda izquierda acabaría con una falta próxima al córner. El propio jugador galo ejecutó el lanzamiento y Marc cabeceó el balón en el segundo palo para llevar el delirio a la grada del Estadi Balear.

El Olímpic trató de encerrar en su parcela a los blanquiazules, que resistieron con un Fullana notable en la destrucción. El árbitro inició su carrusel de errores y tarjetas y el Atlètic Balears, que vio debutar a Aitor, aguantó con la ayuda de una afición que sufrió para resistir los nueve minutos de alarque decretados por el colegiado.