Shay Murphy penetra a canasta en un reciente encuentro. | JOAN LLADO

0

La despedida de la temporada en Son Angelats tiene muchos más alicientes que mantener la compleja pugna por la quinta posición y cerrar la campaña con una palza europea como premio y que solo vería la luz si llega un patrocinador. El Sóller Bon Dia! echa el cierre al ejercicio 2010/11 en su fortín de Son Angelats y lo hace ante uno de los grandes del continente. El Ros Casares comparece en la Vall (19 horas) con la segunda plaza atada y la mente más puesta en la Final Four de la Euroliga y las series por el título de la Liga Femenina. Será la primera vez que se verá a la mallorquina Marta Fernández jugando partido oficial de Liga Femenina en la isla -ya jugó la Copa en Son Moix-, una cita especial para la internacional y medallista en el Mundial, otro producto de la cantera del Sant Josep.

Estímulo

El Sóller Bon Dia! pretende obsequiar a su fiel hinchada con una victoria de calidad y rebasar así la barrera de los doce triunfos. En un partido que puede suponer el adiós de algunas de las integrantes de un grupo que ha hecho historia (en especial de Murphy), el vestuario que dirige Jorge Méndez desea más que nunca ganar, o al menos poder dedicar también un gran partido a su capitana, Laura Villaescusa. La base y capitana, lesionada de gravedad ante el Girona, tiene previsto seguir en vivo y a pie de pista el partido, arropando a sus compañeras, a la espera de conocer el alcance definitivo de la lesión de rodilla que padece y que ha adelantado el final de su temporada. La que acabará el sábado en La Seu para un Sóller que quiere hacer algo grande.