Previous Next
0

La sexta edición del Internacional Ciutat de Pádel de Palma-Trofeo Oxidoc bajó ayer el telón con el triunfo de Miguel Lamperti y Matías Díaz, que estrenaron su palmarés en la temporada 2010 y de paso saldaron una cuenta pendiente que tenían con la cita mallorquina del circuito Pro Tour. Díaz y Lamperti superaron por 7-5 y 6-0 a la dupla revelación del torneo, Chico Gomes y Fede Quiles, cuyo buen torneo fue premiado por los más de 3.000 espectadores que se dieron cita en el anfiteatro del Parc de Sa Riera.

El torneo isleño disfrutó de una final inédita, pero Miguel Lamperti y Matías Diaz, que en las semifinales frenaron a la pareja número uno del ránking Díaz y Belasteguin, exhibieron sus galones e hicieron valer su oficio para marcar las diferencias en el momento oportuno. Gomes y Quiles se adentraron en su primera final y dejaron constancia del juego que les ha permitido convertirse en una de las sensaciones de la cita.

La final empezó sonriendo a Gomes y Quiles, que tenían a favor a un sector importante del público. La joven pareja empezó como un tiro y llegó a ponerse con una ventaja de 4-1, cargando el juego, sobre todo, sobre Matías Díaz. Pero poco a poco, la experiencia de Lamperti y Díaz equilibró el partido y, con 5-5, llegó la ruptura definitiva que dio el primer set a los ganadores.

El segundo parcial apenas tuvo historia. Gomes y Quiles acusaron el golpe moral y sus rivales se crecieron, minimizaron su número de errores y tuvieron un juego sólido en defensa y demoledor en ataque. Lamperti y Díaz tenían una cuenta pendiente con la historia del torneo tras haber perdido la final del año pasado y pudieron celebrar su primera victoria.

El Internacional de Pádel Ciutat de Palma-Trofeo Oxidoc corroboró en la final el gran éxito de público de la prueba mallorquina, que sorteó dos viajes gentileza de Viajes Iberia. Más de 3.000 espectadores aplaudieron a los protagonistas de la final, que recibieron sus respectivos premios de manos del presidente de Oxidoc, Miquel Vaquer.

La notable afluencia de público también ha propiciado que el certamen contribuyera en buena medida a una causa social como la que desarrolla la ONG PLAN, que a través del programa Ser Niñas facilita becas a 12.000 adolescentes de seis países de Asia, América y Àfrica.