Rudy Fernández y Sergio Llull conversan durante un partido.

1

Rudy Fernández es un coleccionista de récords. Dentro del baloncesto balear, apenas un reducido grupo de elegidos puede acercarse un poco al palmarés del alero formado en Sant Josep Obrer. Pero este fin de semana, en Belgrado, el pequeño de la saga Fernández tiene la oportunidad de alcanzar un registro que parecía años atrás inalcanzable. O, al menos, complicado de igualar. Y lo haría vistiendo la misma camiseta que en predecesor defendió durante años para establecer una marca que puede tener las horas contadas.

Noticias relacionadas

Y es que, en caso de ganar la final de la Euroliga ante el Anadolu Efes, Rudy Fernández sumaría con el Real Madrid el que sería su tercer título en la máxima competición europea de clubes, tras los conseguidos en 2015 y 2018. De esta manera, igualaría la marca de una leyenda blanca, un pionero en el baloncesto isleño como es Rafa Rullán, triple campeón de la Copa de Europa en sus ediciones de 1974, 1978 y 1980.

Esa triple corona está al alcance de Rudy Fernández, pero también del otro balear en liza en el Real Madrid, el menorquín Sergio Llull. El base de Mahón también puede dar caza a Rullán dentro de un palmarés casi calcado al de su amigo Rudy (también ganó las Euroligas de 2015 y 2018) y que permitiría a ambos dar forma a otro registro para los anales del baloncesto balear... Pero antes toca ganar al Efes.