Los jugadores del AEA Solidaria Llucmajor posan en la grada del pabellón municipal de la localidad, su centro de operaciones. | Pere Bota

0

El AEA Solidaria Llucmajor está ante su gran ocasión. El equipo de Tomeu Adrover quiere poner la guinda a una temporada brillante en su estreno en la Liga EBA logrando uno de los billetes que quedan en juego para disputar la fase de ascenso a la LEB Plata. La gran cita será este sábado (17 horas), en el polideportivo de Llucmajor y ante el Martorell, primero del subgrupo C-2 (9-3), que intentará detener al dominador del C-3 (10-2).

Con las localidades ya agotadas y un plantel que destila clase, experiencia y ambición, el AEA Solidaria Llucmajor intentará dar otro paso al frente apoyado en un grupo en el que las tablas del nuevo Alberto Maura y de un contrastado y maduro Biel Serra marcan las diferencias sobre el parqué, de la misma manera que la aportación de ilustres veteranos como Goyo Domínguez o Miki Corbacho. El refuerzo del interior georgiano Shota Gelazonia dota de mayor solvencia a un equipo diseñado para pelear con los mejores y que no ha fallado en el primer tramo de competición.

Ahora, a partido único, tiene una oportunidad de oro para dar continuidad a su crecimiento como proyecto deportivo y social, con el apoyo en su segundo plano de la figura de Gabriel Subías muy presente y como parte activa de los cimientos de una iniciativa que pretende intentar situar al Joventut Llucmajor en la LEB Plata.