El entrenador del Caja Laboral, Zan Tabak, gesticula durante el partido entre el Anadolu EFES y el Caja Laboral. | Efe

0

La victoria del Caja Laboral en su visita a Estambul al Anadolu Efes, por 76-91, le permite mantener el pulso vital europeo y la derrota del EA7 Milán en casa ante el Zalgiris hace que los vascos dependan de sí mismos para clasificarse para el 'Top 16'.

La jornada ha sido redonda para el Caja Laboral, primero por su incontestable victoria en Estambul ante el Anadolu y segundo por la derrota del EA7 Milán. Ahora los de Vitoria ganando en casa la próxima semana al Cedevita Zagreb tienen la clasificación en su mano.

El Barcelona necesitó de la prórroga para ganar en la siempre complicada sala Pionir de Belgrado a un Partizán que todavía mantiene opciones de clasificación.

Los azulgrana se enfrentan al CSKA Moscú en la última jornada y tienen que vencer para ser primeros, o perder por menos de 21 puntos, ya que en Moscú ganaron por 60-81. Fácil.

El Real Madrid perdió en Cantú en otro mal partido que empezó muy mal. El grupo de la muerte sigue enredado y la derrota del Khimki Moscú en Liubliana todavía lo complica más. Para ser primero de grupo, los madridistas deben vencer al Olimpia en el Palacio de Deportes y que el Panathinaikos no gane en su visita al Khimki.

El Mapooro Cantú sigue con vida una semana más y se lo jugará todo contra el Fenerbahce la próxima semana.

El Unicaja sigue encontrándose cómodo en la Euroliga y así lo demostró ganando en Berlín al Alba, con lo que mantiene el pulso por la primera plaza con el Maccabi, que ganó en Polonia al Asseco Prokom.

Los andaluces juegan con los franceses del Chalon en Málaga, pero dependen del Maccabi, que reciben al Alba Berlín, con el que tienen la diferencia de puntos en contra.