Los futbolistas del Atlético Baleares celebran un gol en el Estadi Balear durante un partido de esta temporada. | Miquel Àngel Borràs

0

El trascendental partido de este fin de semana entre el Atlético Baleares y el Atlético Sanluqueño, correspondiente a la 37ª jornada del campeonato en Primera RFEF, ha sufrido un cambio de horario por las altas temperaturas y se disputará finalmente este sábado (21 de mayo) a las 20.30 horas y no dos horas antes, como se había previsto inicialmente. El encuentro, que servirá para abrochar la temporada en el Estadi Balear, es fundamental para los dos equipos y especialmente para los de Eloy Jiménez, que necesitan asegurar su acceso al playoff de ascenso a Segunda División que se celebrará en Galicia.

El club blanquiazul se ha propuesto llenar el campo e intentar que el equipo retenga esa cuarta posición que recuperó la jornada anterior gracias a su empate en La Condomina frente al UCAM Murcia (1-1). Con la parte alta de la clasificación ajustada y varios candidatos a meterse en el grupo de cabeza, el Baleares no quiere dejar escapar esta nueva oportunidad que le ha concedido el calendario para seguir dependiendo de sí mismo. Dos victorias ante Atlético Sanluqueño y San Fernando clasificación a los mallorquines para el segundo ciclo de la competición.

Noticias relacionadas

Para que el equipo no esté solo, el club ofrece a sus abonados la posibilidad de adquirir entradas a tan sólo 5 euros para familiares y amigos. Las localidades disponibles a ese precio reducido son para tribuna general y fondos, hasta agotar existencias y sin límite de entradas por abonado. El ATB facilita el horario para esta compra desde el miércoles hasta el viernes de 10 a 17.00 horas en las Oficinas de Son Malferit, presentando el carnet de abonado.

El Atlético Baleares también espera recibir el máximo apoyo para la plantilla en este esprint final y ha convocado a su afición dos antes horas del partido para recibir al equipo, que llegará en autocar al Estadio Balear. A su vez, minutos antes de iniciarse el encuentro, los equipos de fútbol base que han sido campeones de sus ligas recibirán un homenaje y antes de que empiece a rodar el balón se guardará un minuto de silencio en memoria del socio balearico histórico Joan Calafat, fundador de Salut i Força y Antonio Oviedo, exentrenador del ATB, fallecidos ambos recientemente.