El delantero blanquiazul Vinicius Tanque durante un reciente partido de su equipo. | Pere Bota

8

Casi 72 horas después, el Atlético Baleares ha decidido pasar a la acción y denunciar los insultos racistas que recibió uno de sus futbolistas (Vinicius Tanque) en el campo del Cerro del Espino.

En un comunicado difundido durante este martes, el club blanquiazul ha manifestado su «profunda decepción» con la postura adoptada por el Atlético de Madrid «sobre el caso claro de racismo sufrido por nuestro jugador, tal y como refleja la retransmisión de televisión en directo del partido del pasado domingo y que pudieron escuchar todos los presentes», señala el ATB en su su página web.

Noticias relacionadas

Después de mostrarse tibio en su respuesta al acto xenófobo y ante el clamor de su hinchada en las redes sociales, el Atlètic ha rectificado públicamente su posición. «Consideramos que estas situaciones son intolerables tanto en el deporte, como en la sociedad y por ello, vamos a poner el caso en conocimiento de las autoridades federativas y gubernativas competentes, a los efectos previstos en La Ley del Deporte 19/2007 de 11 de julio contra la Violencia, Racismo, Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte», finaliza la nota.

Previamente, el Atlético de Madrid había insistido en su «tolerancia cero ante el racismo y la xenofobia», condenó «enérgicamente cualquier expresión de este tipo que hubiera podido suceder» por parte de un sector del público en el partido ante el Atlético Baleares y anunció que está «colaborando con la Guardia Civil para aclarar estos hechos y, en su caso, identificar a los responsables».

En el comunicado rojiblanco se insiste en que «nuestro club quiere manifestar que si se produjo un hecho tan reprobable, fue de forma aislada y residual. El árbitro del partido no fue consciente de que se produjeran dichos hechos y no reflejó nada en el acta del mismo. Los miembros de la Guardia Civil destinados a la seguridad del encuentro tampoco recogieron ningún punto relacionado con este hecho en su informe. Asimismo, el equipo rival, el Atlético Baleares, tampoco manifestó nada al respecto ni durante el encuentro ni a la finalización del mismo», añadió.