El jugador del Atlético Baleares Gorka Iturraspe trata de conservar la posesión del balón ante la presión de un jugador del Pontevedra en el partido disputado en Pasarón. | Diario de Pontevedra

0

Cuatro victorias en cinco partidos han afianzado al Atlético Baleares entre las plazas de privilegio tras moldear uno de sus mejores arranques en Segunda B. El curso invita al optimismo pese a la profunda remodelación de la plantilla y uno de los hombres que se ha hecho fuerte en los planes de Manix Mandiola como Gorka Iturraspe tiene claro que la «humildad» tiene que ser la clave para ganar partidos.

La receta de la modestia es la que quieren aplicar los blanquiazules para alargar su estancia entre los mejores del grupo primero y así lo entiende el centrocampista vasco a la hora de encarar el compromiso de este domingo (12:00) ante el Coruxo. «Cada temporada se ve que a equipos con mucho presupuesto les cuesta ganar y la humildad tiene que ser la clave para poder ganar partidos», remarca uno de los nueve futbolistas que han sido titulares en los cinco encuentros disputados hasta la fecha.

La experiencia de la pasada jornada, con la sufrida victoria ante el Pontevedra, contribuye a tener presente la importancia de ser solidario en el esfuerzo. «El otro día es verdad que no merecimos ganar, pero al final es cuestión de sufrir y luego arriba tenemos potencial y en cualquier acercamiento puedes hacer gol», argumenta el jugador formado en las categorías inferiores del Athletic Club. «El otro día no fue de nuestros mejores partidos y es positivo ganar incluso sin jugar bien», añadió precisando que ante el Rayo Majadahonda los balearicos merecieron un premio mayor.

El reto del Atlético Baleares es volver a disputar las eliminatorias de ascenso a Segunda División, pero el exjugador del Amorebieta tiene claro que la prioridad del vestuario es el corto plazo. «Cada partido es dificilísimo. Los detalles marcan y parece un tópico lo de ir partido a partido pero así es y así tiene que ser», subrayó Gorka Iturraspe.

El balance de puntos (12 de 15) es «muy bueno» tras unas primeras cinco jornadas de campeonato en las que el centrocampista resaltó la importancia de estar engordando su casillero en plena fase de construcción. «Hay mucha gente nueva, nos estamos conociendo después de una pretemporada corta y lo cierto es que ganar ayuda a coger buenas sensaciones», manifestó.

Iturraspe se muestra muy satisfecho por su llegada y adaptación tras dos «dos años comenzando muy mal la temporada». «Empezar jugando y ganando da mucha confianza», comentó.

La confianza del técnico es total en el jugador vasco tal como acredita su continuada titularidad desde que arrancó la temporada. Ya tenía referencias de Mandiola antes de su llegada y aseguró que lo que más le ha sorprendido desde su llegada a Mallorca es la afición balearica. «De Manix me habían hablado y estoy muy contento. No conocía a la afición del Atlètic y la verdad es que me ha sorprendido para bien. Cuando no estás bien no es de las aficiones que pitan, son seguidores que siempre están contigo y eso ayuda mucho», concluyó Iturraspe.