Una jugada del partido del Baleares contra el Villarreal B en Son Malferit. | GuiemSports

22

El Atlético Baleares ha asestado un golpe de líder al grupo tercero de Segunda con su victoria (1-0) sobre el segundo clasificado, el Villarreal B, que se ha estrellado contra el muro blanquiazul. Un gol de Hugo Díaz en el minuto 78 le ha dado el triunfo a los hombres de Mandiola, que extienden su fiabilidad en Son Malferit y presentan sus credenciales a conquistar la liga.

Una mala noche de Samuel ha provocado la principal sorpresa en el once de Mandiola, que ha optado por Hugo Díaz en la derecha desplazando a Canario a la banda izquierda. Sin Nuha, Adri ha regresado a la titularidad y el partido ha arrancado con el guión previsto: el Villarreal B intentando monopolizar el balón y el Atlético Baleares trabajando en la presión en busca de un error.

A los 3 minutos ha malgastado el Atlético Baleares el regalo de Fuoli en un saque de puerta. Marcos ha disparado fuera en posición franca en la frontal y su disparo se ha marchado por poco.

La posesión visitante no se ha traducido en ocasiones mientras que el juego directo de los locales ha visto como el árbitro ha anulado por fuera de juego un gol de Hugo Díaz en una espléndida volea al cuarto de hora.

Superado el ecuador del primer acto, el ATB ha intensificado las escaramuzas en territorio enemigo. Son Malferit ha gritado gol en el minuto 26 en un intento de gol olímpico de Hugo Díaz, que en el 27 ha vuelto a quedarse a centímetros de inaugurar el marcador con un disparo desde la frontal.

La acción más peligrosa del 'minisubmarino' se ha producido en el minuto 41, cuando Carl ha tenido que salir a los pies de Iván en un balón filtrado a la espalda de la defensa.
El respeto entre ambos contendientes se ha dejado notar en la reanudación. Apenas un disparo flojo de Andrei a las manos de Carl y una serie de saques de esquina a favor de los visitantes ha generado cierta inquietud.

Con las fuerzas escaseando, sin demasiados recursos en el banquillo y el miedo a perder el botín arreciando, Hugo Díaz ha vuelto a disfrazarse de héroe. Marcos ha controlado un centro desde la derecha y ha asistido al cordobés, que ha disparado ajustado a la base del palo para hacer enloquecer a la grada en el 78.

Son Malferit ha insuflado oxígeno a los suyos, que se han encargado de que el tiempo corriera mientras ponían su botín a buen recaudo. Tarjetas, choques y cambios han marcado el desenlace que se ha saldado con un golpe de un líder que gana enteros en la carrera por el título.