Previous Next
19

El nuevo proyecto del ATB ya es una realidad. Ingo Volckmann ya es el nuevo máximo accionista del conjunto blanquiazul y dio ayer el pistoletazo de salida a un proyecto, en principio a tres años, con la meta de luchar por el ascenso a Segunda. El empresario alemán suscribió la transacción del 51% del paquete accionarial de la SAD, aunque Bartomeu Cursach, Fernando Crespí, Antoni Horrach seguirán contando con una importante participación, a la que se une el entrenador, y ahora director deportivo, Nico López.

Volckmann adquiere el compromiso de asumir las obligaciones del concurso de acreedores, además de gestionar los pasivos, planeando una estrategia que le llevaría a invertir cerca de un millón de euros.

Toni Garau será el presidente, aunque el proceso debe culminar con la convocatoria de una junta extraordinaria de accionistas para elegir un nuevo consejo de administración, que como todo el procedimiento contará con el control del administrador concursal, Demetrio Madrid.

En ese consejo está previsto que llegue como vicepresidente Guido König, persona de máxima confianza de Volckmann, quien tiene también la meta de regresar al Estadi Balear, aunque por ahora, el centro de operaciones será Son Malferit, donde se llevarían a cabo una serie de mejoras, tras llegar a un acuerdo con la FFIB.

Líneas maestras

Ingo Volckmann mostró los principales argumentos de su proyecto, que pasa «por mantener la categoría, y el año que viene luchar por subir a Segunda, me ilusiona». De la misma manera insistió que en «la base es muy importante para mí», y confesó que fue Nico López quien le convenció para dar este paso. Su padre fue presidente de un club modesto y este berlinés de 46 años llega «para hacer algo bonito».

Procampo

La Procampo ha convocado el martes 17 de junio, a las 17:30 y las 19 horas en el Salón de Actos de la ONCE, una Junta Extraordinaria. Además, del 9 al 13 de junio, de 17 a 20 horas, se informará en la Cafetería Brisas de la Plaça Major de los temas a tratar.