La Playa de Son Bauló separa Can Picafort de Son Real. | T. MONSERRAT

1

El núcleo turístico de Can Picafort es el más importante del municipio de Santa Margalida y uno de los más antiguos de la Bahía de Alcúdia. Así es uno de los rincones con encanto del verano en Mallorca: en la costa noreste se encuentra la Playa de Son Bauló que separa Can Picafort de Son Real.

Este arenal urbano de grano fino y de escasas dimensiones, está franqueada, en su margen izquierdo, por un pequeño montículo y un frondoso pinar que invita a pasear, bordeando el mar, por la antigua finca de Son Real. En su lado derecho, se encuentra la urbanización de Son Bauló con hoteles y casas particulares.

Por el lado contrario al mar, se halla la desembocadura del torrente que lleva el mismo nombre de la playa, y que forma un humedal donde habitan aves migratorias. La playa cuenta con todos los servicios: duchas, aseos, socorristas, tumbonas, hamacas. Los bañistas que más acuden a esta playa son mallorquines y clientes extranjeros que se hospedan en los hoteles cercanos. Cabe destacar que, a escasos metros de la playa de Son Bauló, se encuentra uno de los grupos escultóricos de diosas y hadas del artista mallorquín Joan Bennàssar.