Excursión a La Trapa. | Emilio Alonso

0

Hice esta ruta por primera vez el 4 de diciembre de 1983, con mi mujer y mis hijos que aún eran unos chavales. Luego la he repetido diversas veces, por distintos itinerarios. Pero ahora hacía ya ocho años que no me llegaba a La Trapa. Así que el otro día me fui a repetirla, con mi buen amigo Carlos Martín Plasencia.

Duración Unas 4h.15’ de caminar efectivo. Pero hay que añadir algo más de media hora, para visitar los rincones de La Trapa.

Dificultad Fácil. Siempre hay sendero, camino o pista. Y los desniveles no son gran cosa.

Equipo Equipo simple de senderismo, gorro, crema solar protectora, bañador, toalla y agua.

Agua Al inicio y al final, y en algún bar de Sant Elm.

Ayuda En el mapa de Alpina Mallorca. Tramuntana Sud, está bien indicado todo el itinerario.

Nos llegamos a Sant Elm y lo cruzamos hasta su parte Norte, hasta una placita frente a Cala s’Algar, donde hay una parada de autobús y está el Bar Es Molí. Aquí podemos dejar los coches. Caminamos Norte paralelos al mar por los viales de la urbanización, hacia unos chalets que vemos enfrente, encima de una punta rocosa. Dejamos a la derecha el camino asfaltado que lleva a Can Tomeví, por el que regresaremos. Seguimos algunos letreros que ponen ‘Torre’. Y cuando terminan los viales asfaltados, seguimos por una ancha pista de tierra, siempre paralelos al mar.

A nuestra izquierda disfrutamos de las vistas de Sa Dragonera y de la pequeña Illa Mitjana, con su farito de aviso a los navegantes. A los 25’, cuando la pista está a punto de acabarse, giramos a la derecha por un sendero entre las matas (hito y punto rojo). En 04’ el sendero gira a la derecha subiendo un poco. Y a los 05’ llegamos al Pas d’en Grau, una brecha entre rocas. Continúa el sendero algo ‘colgado’ sobre el mar y, a los 12’, gira a la izquierda, hacia la costa, salvando unos pinos caídos (hito sobre ellos).

En 04’ deriva a la derecha subiendo un poco, también atravesando otros pinos caídos. Y, en otros 04’, nos plantamos sobre una punta doble que se interna en el mar, sa Galera Grossa.

Punta de sa Galera Grossa.

Hacia nuestra derecha, tierra adentro, había, o hay, un sendero con hitos, que subía hasta la Torre de Cala en Basset (también llamada Torre de sa Rabassada). Pero hoy nosotros seguimos 08’ por la costa, hasta situarnos en la vertical de la Torre, y entonces giramos derecha subiendo duro hasta ella (12’).

Desde la Torre (edificada en el año 1583, a 90 mts. sobre el mar) sale un camino hacia el Sureste, por el cual vamos durante unos 08’, hasta un gran hito o montón de piedras. Entonces giramos a la izquierda, para descender por un senderillo/atajo, que nos llevará hasta el lecho de la vaguada de Cala en Basset.

A los 07’ atravesamos perpendicularmente un camino (f lecha de piedras). Vamos destrepando algunos bancales y, en 04’, atravesamos, en la misma dirección, el lecho de la vaguada. En su ladera de enfrente, inmediatamente desembocamos en un camino. Si fuéramos a la izquierda (Norte) por el mismo, enseguida veríamos unas antiguas casas bastante bien conservadas, y luego podríamos bajar a la playa de rocas de Cala en Basset. Pero hoy nosotros vamos a la derecha subiendo.

Superamos una barrera cerrada, salvándola por la derecha. Luego, también a la derecha, dejamos otra barrera. Y en unos 07’ llegamos a un cruce en el Coll de Cala en Basset, y vamos a la derecha (NO de frente). En 02’ llegamos a dos pilones (uno a cada lado del camino) y ¡atención! hemos de girar a la izquierda, subiendo por un viejo camino/sendero (el antiguo sa Costa y hoy GR 221) que zigzaguea entre algunos derruidos bancales, y está señalado por muchos hitos y antiguos puntos y flechas rojos ya algo desvaídos.

Dragonera y mirador.

En unos 25’ cruzamos un primer colladito, y seguimos subiendo. En 11’ más atravesamos un segundo collado y aún tenemos que continuar ascendiendo. Seguimos ascendiendo y, en unos 15’, veremos a nuestra derecha (puntos rojos) un tramo del camino que fue acondicionado en su día por el Foment de Turisme, para facilitar la trepada por unas rocas. Y por fin, en otros 03’, alcanzamos el tercer collado, el que ya nos da entrada al bonito Vall de Sant Josep, y desde el cual ya divisamos todas las increíbles construcciones de La Trapa.

Descendemos por el sendero/GR unos 07’ y lo abandonamos por la izquierda, para llegar (03’) al antiguo Monasterio de los Trapenses (en restauración desde hace años por el GOB y el Consell de Mallorca, para hacer de él un refugio de montaña). Vale la pena detenerse en este histórico lugar un buen rato, para contemplar con detenimiento las magníficas construcciones que levantaron los frailes que lo habitaron: fenomenales bancales, increíbles minas para la captación de agua, un molí de sang (movido por un burro o un asno), una gran era de batre, un espectacular mirador...

También vale la pena fijarse en el curioso árbol que hay en una especie de terracita junto al viejo monasterio: un baobab (Adonsonia Digitata) según las Rutes Amagades; un ombú (Philotacca divica) si hacemos caso a Mallorca Vora Marde los hermanos Sastre; o un bellaombra (Phytolacca dioica) a decir de Gaspar Valero enCamins i Paisatges; que decidan los biólogos. Pero en cualquier caso, se trata del mismo tipo árbol que hay en la Plaza de la Reina en Palma.

Para seguir nuestro itinerario de hoy, ahora hemos de volver al GR. que se dirige al Noreste hacia ses Basses, convertido en este tramo en una fea pista de tierra. Pronto ignoramos un camino a la izquierda. Y, a los 12’, hemos de girar a la derecha subiendo por la pista, y abandonando el GR que sigue de frente (estaca ‘ses Basses’ y cartel de madera ‘s’Arracó. Sant Elm’).

En 07’ más alcanzamos el Coll de ses Ànimes. Ahora tenemos que descender un buen rato por esta desagradable pista. Antiguamente era un bonito camino de herradura y, más abajo, de carro, que podemos contemplar en las fotos de las míticas Rutes Amagades de Mallorca. Bastante más abajo pasaremos junto a la restaurada y antigua Barraca de Cala Sanutges, que era donde vivía el fraile trapense que hacía el oficio de cap taire(mendigo) o al moiner (limosnero) llamado el frare des pa, el único miembro de la congregación, que podía relacionarse con la gente de las fincas y de los pueblos, pero que por ese motivo, tenía que vivir separado de los demás. Cuando ya llevamos una hora de bajada, dejamos a la derecha un camino (aunque está señalado por unos hitos, como no sé a donde lleva, lo obviamos). Enseguida (01’) pasamos por la izquierda de unas viejas y abandonadas construcciones.

A los 04’ llegamos a un triple cruce. Por la izquierda, pasando entre el Puig d’en Trobat (derecha) y el Puig d’en Farineta (izquierda) llegaríamos a la carretera de S’Arracó, en el Coll de sa Palomera, muy cerca del cementerio de dicho pueblo. Pero nosotros tomamos a la derecha. Dejamos tres caminos consecutivos a nuestra derecha y, a los 12’, alcanzamos las Cases de Can Tomeví. Las rodeamos dejándolas a nuestra izquierda, y nos dirigimos todo recto hacia Sant Elm. En unos 09’ dejamos a la izquierda, en oblicuo, un camino con un letrero ‘Camí de Can Tomeví’, y seguimos de frente a un nivel un poco más elevado. Finalmente, en otros 09’, llegamos a la placita donde habíamos dejado los coches, junto al Bar Es Molí.

Anotación: La información ha podido quedar desactualizada. Ante posibles dudas, puede contactar con el Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat).