8

Pasear por la orilla de sus playas de arena blanca, mojarse los pies y respirar el aire puro del Mediterráneo. Formentera es un paraíso para conocer y descubrir. Una escapada a la Isla es una de las mejores opciones para aprovechar el bono de descuento de 100 eruos que ofrece el Govern a los residentes, siempre que el viaje se realice entre el 15 y el 30 de junio, y el 1 de septiembre y el 15 de noviembre.

Esta pequeña isla de las Baleares es una opción para aquellos que buscan calma, sol y playa. Una aire bohemio y su naturaleza pura, además de una gustosa gastronomía enamoran a los visitantes. Estos son algunos de los rincones que no debes perderte:

Sant Francesc

Sant Francesc es considera la capital de Formentera. Esta población destaca por su conjunto histórico y está presidido por su iglesia parroquial, el edificio más relevante de la localidad que fue terminada en 1738. También aquí puedes visitar el Museo de Etnografía para conocer algo más de la historia de esta isla. Otro de los atractivos de este pueblo es que, de lunes a sábado desde mayo hasta octubre, se puede encontrar un mercado de artesanía.

Cala Saona

Cala Saona es conocida por ser la joya de la costa occidental de Formentera, siendo la única playa de arena que se esconde entre los acantilados que se imponen en toda la parte suroeste de la isla. A diferencia de las playas abiertas del resto de la isla, se trata de una cala, una pequeña ensenada flanqueada por acantilados con arena rojiza que contrastan con el turquesa de sus aguas, quedarás totalmente enamorado de este mágico rincón.

Cap de Barbaria

Este es uno de los mejores lugares para disfrutar del atardecer. Su paisaje casi desértico, su carretera estrecha, el faro lejano en el centro y el azul del mar al fondo lo convierten en una estampa de ensueño para observar la puesta de sol. Los meses de verano, de mayo a octubre, debido a la gran afluencia de turistas los últimos dos kilómetrs tiene que hacerse caminando. Muy cerca del faro se puede encontrar La Cova Foradada​, una gruta que conduce a un mirador.

Estany Pudent

Es un lugar muy recomendable para pasear a pie o en bicicleta, tanto por su valor paisajístico como por su importancia para el avistamiento de las numerosas aves. Es el espacio que concentra una mayor biodiversidad y presenta más posibilidades para la observación de aves, como los flamencos, las cigüeñuelas, o los tarros blancos. El camino de Es Brolls bordea gran parte de la laguna y contiene «surtidores» subterráneos de agua dulce posibilitando una vegetación ideal para que aniden las aves. El Estany Pudent acoge una de las concentraciones de zampullines cuellinegros más importantes de Europa.

Noticias relacionadas

Muy se encuentran Ses Salines, características por las tonalidades rosadas y violetas que presentan, sobretodo en verano. Para los formenterenses es un lugar emblemático, muy presente en la historia reciente de la isla, ligada a la actividad de producción de sal. Uno de los oficios más antiguos de Formentera, en la documentación del siglo XIII, cuando se encuentran las primeras referencias escritas.

Ses Illetes

Es uno de los sitios favritos de todos los que visitan Formentera. Esta playa ha sido considerada en varias ocasiones como una de las más bonitas del mundo. Ses Illetes está situada dentro del Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera ocupando gran parte de la península de es Trucadors, extremo norte de la isla de Formentera, y con orientación hacia poniente. Son más de 450 metros de playa con agua cristalina de color turquesa y arena blanca. Su nombre hace referencia a varios islotes que se despliegan frente a esta costa y éstas son conocidas con los nombres de: Illa de Tramuntana, Illa des Forn, Escull des Pou, Illa Redona y Escull d’en Palla. Su presencia hace que el paisaje de esta playa sea más singular si cabe. También hay diversos restaurantes de diferentes estilos que se reparten a lo largo de estas costas. Para acceder al parque natural en coche o moto, hay que abonar una pequeña tasa a la entrada. El acceso a pie o en bicicleta es gratuito.

Sant Ferran

Es una población interior situada en el centro de la isla, donde se cruzan las carreteras que provienen de Sant Francesc, Es Pujols y el Pilar de la Mola. La carretera principal de Formentera marca el límite sur del pueblo, que cuenta con un pequeño centro histórico con la iglesia, la plaza y un entramado de callecitas peatonales reformadas en los últimos años. En los años setenta fue punto de encuentro de hippies y bohemios, reunidos en la legendaria Fonda Pepe que aún permanece abierta. Este carácter libre, creativo y festivo se mantiene en los mercados artesanales y artísticos que se celebran en los meses estivales todas las noches excepto miércoles y domingos.

Ses Platgetes

La costa norte de Formentera que se extiende más allá de Punta Prima en dirección a la Mola, es conocida como la costa de Tramuntana debido a su orientación norte. Y es en esta zona donde se encuentran Ses Platgetes. El significado de su nombre hace referencia al pequeño tamaño de estas playas pero entre todas suman aproximadamente unos 600 metros de longitud. Gracias a la posidonia oceánica, se convierte en unos de los mejores lugares para practicar snorkel.

El Pilar de la Mola

El pueblo del Pilar de la Mola se organiza a ambos lados de la carretera principal. Al final del pueblo, se encuentra la iglesia del Pilar, construida en el siglo XVIII para atender las necesidades espirituales de esta comunidad tan aislada. Más allá del pueblo, encontramos multitud de paredes de piedra seca que acotan los campos cuyo cultivo estrella es la uva, con el que elabora vino con sello de la isla. Además de una gran oferta gastrónomica, el otro gran atractivo es su conocido mercadillo artesanal que se celebra todas las tardes de miércoles y de domingo (de 16 a 21 horas) de mayo a octubre.

Es Pujols

A pesar de ser una playa urbana sigue manteniendo su belleza natural. Es uno de los arenales más concurridos de la Isla, ya que cuenta con una gran oferta de servicios. Allí podrán encontrar tiendas en las que contratar deportes de agua, un fácil acceso para los niños e infinidad de restaurantes.

Playa de Migjorn

Migjorn es el nombre que recibe la costa sur de Formentera que se extiende a lo largo de cinco kilómetros de playas paradisíacas. Esta es la playa más extensa de toda la isla y se compone de diversas calas que se dividen por la intercalación de zonas rocosas y de arena. Cada una de ellas recibe su propio nombre y cuentan con varios acceso.