El pelo necesita una dosis extra de cuidados después el verano. | Pixabay @Pezibear

Nuestro pelo, al igual que la piel, necesita una dosis extra de cuidados después el verano. En la época estival el cabello puede deteriorarse más debido a varios factores: la exposición directa al sol, las altas temperaturas, el sudor, la sal del mar o el cloro de las piscinas, dando como resultado una melena más áspera, sin brillo, apagada, quebradiza y a la aparición de puntas abiertas. Todas estas agresiones hacen que cuando llega septiembre y la vuelta a la rutina, tengamos que hacer una visita urgente a la peluquería y utilizar cosméticos capilares que saneen y devuelvan la vitalidad a la melena. ¡Y los productos orgánicos pueden ayudarte a conseguirlo!

1-Aportan brillo y vitalidad. Al no incluir siliconas ni ingredientes artificiales en su fórmula, los champús aportan brillo, fuerza y suavidad, al tiempo que eliminan impurezas y reparan los daños causados por los excesos veraniegos. Gracias a sus fórmulas que desintoxican, purifican y limpian la melena. De este modo, podremos reestablecer el equilibrio y conseguir un entorno óptimo para que el pelo crezca saneado. Los tratamientos capilares orgánicos te devolverán un cabello suave, fuerte, hidratado, luminoso y dócil.

2-Proporcionan un extra de hidratación sin añadir grasa. También consiguen hidratar y nutrir el pelo, reduciendo la sequedad y controlan el exceso de producción de grasa. Estos productos suelen contener ingredientes antifúngicos y antibacterianos, que regulan el exceso de grasa y logran mantener el pelo limpio más tiempo. Por otra parte, es fundamental saber que la frecuencia de lavado no influye en la creación de grasa. Así que, es conveniente lavar el pelo tan solo cuando se note sucio.

3-Contrarrestan los daños causados por productos que contienen químicos. Si has abusado de tintes, lacas, geles, gelatinas o keratina, un champú natural con ingredientes antioxidantes reparará los desperfectos ocasionados. Es decir, los productos orgánicos desintoxican la melena de los residuos nocivos y eliminan los restos de contaminación o suciedad culpables del desgaste del cabello. La formulación libre de sulfatos, cuenta con un pH equilibrado y seguro hasta para las melenas teñidas, liberándolas de la sequedad y evitando el apelmazamiento.