Dr. Antonio García Trujillo, neurólogo del centro Oms-42 y Mente. | Oms-42

0

Hoy por hoy el mejor tratamiento para retrasar la evolución de la demencia varios años, en espera de los resultados de la investigación farmacológica, es mantener al paciente activo.

Se puede mantener activo en su domicilio pero aún mejor si las neuropsicólogas le organizan un programa específico de estimulación cognitiva para cada paciente (en función de su estudio neuropsicológico).

En los centros Mente se imparten las terapias en grupos homogéneos. La estimulación cognitiva es muy diferente en fases iniciales que en fases avanzadas, por ello disponen de cinco centros diferenciados para cada fase de la enfermedad.

Como neurólogos expertos en demencias, tienen claro que 'no es ético' juntar pacientes leves que entrenan su memoria con pacientes avanzados, intentan que mantengan su autonomía el máximo tiempo posible. Esto ha supuesto largas conversaciones, disentimientos y controversias debido a que la autonomía no dispone, como sí ocurre en otras, de una legislación para Centros de día especializados en Alzheimer, y se basan en la legislación de centros de día de personas mayores, donde se supone que no están enfermos.

Llevan 20 años reivindicando una normativa específica que permita distribuir a nuestros pacientes en grupos y centros específicos, para poder llevar a cabo el mejor tratamiento terapéutico en nuestros pacientes.

A punto de finalizar la vacunación anti Covid a las personas mayores, los centors Mente se ponen de nuevo en marcha con más ilusión que nunca para compensar el nefasto parón de actividades que han sufrido los enfermos, ampliando de nuevo las plazas en sus centros y recuperando además de la estimulación cognitiva (dirigida y guiada por neuropsicólogas), la estimulación física (dinamizada por fisioterapeutas y monitores), la musicoterapia, terapias de reminiscencia y terapias grupales dirigidas por ordenador.

A todos los pacientes interesados se les hará un estudio neuropsicológico de screening gratuito para saber a qué grupo corresponde y ofrecerle la mejor opción terapéutica.

Para los pacientes en lista de espera se les ofrecerá un programa a domicilio para no retrasar la puesta en marcha del mejor tratamiento para la demencia: la actividad física y la estimulación cognitiva.

A partir del mes de Abril, tras completar la vacunación anti COVID a todo el personal y usuarios de los Centros MENTE, reinician las revisiones periódicas de todos sus pacientes y la consiguiente consulta presencial a sus familiares con los neurólogos del centro para revisar la pauta terapéutica (farmacológica y no farmacológica) en vistas a maximizar su tratamiento.

Características y objetivos de la estimulación cognitiva

1-Se basa en los principios de neuroplasticidad y en la reserva cognitiva.
2- Estimula las funciones que se ven alteradas por el deterioro cognitivo.
3- Se realizan actividades para mantener y potenciar las capacidades del paciente.
4- Se intenta compensar la pérdida de capacidades mediante la práctica constante.
5- Mejorando sus capacidades se potencian así la autonomía y el bienestar del paciente.
6- Es un tratamiento no farmacológico.
7- La estimulación debe ser continua y adecuada a cada paciente.

Tanto la Guía SEN (Sociedad Española de Neurología) como las Guías de semFYC (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria) y el consenso SEGG (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología), recomiendan asociar a los fármacos antidemencia, las Terapias No Farmacológicas que básicamente son: la Estimulación Cognitiva, Reminiscencia, Psicomotricidad y Musicoterapia, así como el control psicológico de los frecuentes síntomas conductuales.