Así se elabora una espinagada en el horno Reina Maria Cristina.

0

La festividad de Sant Antoni de Viana obsequia a los paladares una de las especialidades gastronómicas más sugestivas de la cocina mallorquina: la espinagada, pastís que, teniendo su ‘sede’ en sa Pobla y alrededores, también se elabora en otros hornos de la Isla.

En Ultima Hora hemos ido hasta el Horno Reina Maria Cristina (Carrer de la Reina Maria Cristina, 69), todo un referente, para aprender paso a paso como elaborar este plato tan típico de estos días festivos. Allí, su propietaria, Margalida Serra, indica que una espinagada «debe ser, bien picante, como gusta en sa Pobla, aunque en Palma nos moderamos un poco. Estos días, hasta Sant Sebastià, los vivimos con un fuerte ritmo de trabajo, aunque durante el año también las hacemos por encargo».

Los ingredientes que intervienen en la confección de la pasta son: un vaso de agua, una taza de manteca de cerdo y la harina floja que tome. En cuanto a los ingredientes de verduras, que son las misma tanto para las de carne como las de pescado, hay que trocear un manojo de acelgas, uno de espinacas, un manojo de grells, medio kilo de guisantes, ajo y perejil y adobarlo al gusto.

Para elaborar el relleno de la especialidad de col y lomo son col, lomo, coliflor, manteca colorada, sal, aceite, pimienta, pimentón y pasas.

Para las de anguila empleamos anguilas, espinacas, acelga, cebolleta tierna, guisantes, perejil, ajos y el mismo aliño. «Las anguilas, requieren un adobo el día anterior de sal, perejil, pimentón, ajo y aceite», señala Serra.

Una vez elaborado el relleno y la pasta por otra parte hay que montar la espinagada. El primer paso consiste con la ayuda de un rodillo hacer un círculo grande y se disponen en el centro las verduras y pasas. Sobre este lecho se colocan los trozos de pescado doblando los extremos en la mitad, juntándolos, y sobre ésta los dos extremos que han quedado libres. Se pinchan con tenedor bordes y centro y se colocan las piezas sobre placa de horno fina ligeramente untada de aceite. Para las de carne se emplea el mismo relleno de verduras y ponemos sobre éste y la pasta los trozos de carne magra adobada.

Finalmente, la pieza de espinagada debe cocerse en el horno a una temperatura aproximada de 250 grados durante más o menos una hora. Una vez finalizado el tiempo de cocción hay que dejarla enfriar y ¡listo para comer!