Iratxe Pérez te explica en la sección Cajón de sastre de ultimahora.es las claves de esta rutina de cuidado del cabello rizado: http://bit.ly/3oq8zoC | Youtube Última Hora - A. López

0

Las melenas rizadas ganan terreno y para todos aquellos que quieran lucir unas ondas perfectas Lorraine Massey ha ideado el conocido como 'método curly'. Esta rutina busca liberar el cabello de todos los productos cosméticos que provocan la deshidratación y el encrespamiento.

En el vídeo que acompaña a esta información te explico de forma detallada los pasos que componen el 'método curly'. Hay que tener en cuenta que la mejora se consigue de forma progresiva.

«Se estima que en unas tres semanas ya se pueden apreciar los primeros resultados, aunque el periodo de transición es de unos dos o tres meses» detalla la peluquera María José Llata en Chance.

No todos los cabellos rizados son iguales, por este motivo es fundamental adaptar el tratamiento a cada persona. «No podemos establecer unas rutinas estandarizadas para todo el mundo, sobre todo con los productos que se utilizan, aunque sí es cierto que algunas pautas son comunes», aclara Llata.

Pelo liso

Muchas personas se preguntan si este método se puede trasladar al pelo liso. Las estilistas Helenca Márquez y Amaia Santa Eufemia explican en El Correo que «la única diferencia es que con el pelo liso no definiremos el rizo al secarlo».

Por lo tanto, esta rutina se puede adaptar al cabello liso, tal y como recoge SinSiliconas.Club, siguiendo estos pasos:

- Eliminar completamente de la rutina de cabello todos los ingredientes prohibidos del método: sulfatos, siliconas, alcoholes secantes, ceras y aceites minerales. De este modo se conseguirá un cabello más sano y fuerte.

- Hidratar bien el cabello. Se puede optar por dos técnicas: la primera consiste en aplicar una mascarilla y dejarla actuar entre 30 minutos y dos horas y, a continuación, lavar el cabello con normalidad. La segunda opción es, tras lavarse el pelo, aplicar una buena cantidad de acondicionador y 'estrujar' el pelo al mismo tiempo que se añade agua.

- Desenredar la melena en la ducha, con el cabello impregnado en acondicionador y peinarlo con los dedos para evitar roturas. También se puede utilizar un peine de púas anchas y separadas.