Francesc Nicolau: «Las albahacas de hoja pequeña de Mallorca desaparecerán»

| | Sant Joan |

Valorar:
preload
Francesc Nicolau con una coliflor en sus tierras de Sant Joan.

Francesc Nicolau con una coliflor en sus tierras de Sant Joan.

Redacción Part Forana

Las personas que trabajan a diario con las plantas y las flores son quienes conocen al dedillo su evolución, su pasado y su futuro. En este sector Francesc Nicolau (Sant Joan, 1965) sabe el dimoni on se colga. Nicolau es el gerente de Planters i Ornamentals Nicolau, una empresa familiar de cuarta generación que se dedica al cultivo de planteles y semilla de huerto y a las flores. Los cuatro hermanos trabajan en la empresa familiar. Sus productos se venden por toda Mallorca. También en Menorca e Ibiza.

«Toda la vida, nuestra familia se ha dedicado a la multiplicación de semillas. Después, hace 30 o 35 años, con la entrada de los híbridos, las variedades de aquí casi desaparecieron. Hasta hace unos años nadie las había vuelto a mirar. Ahora, gracias a este trabajo, sabemos que forman parte de nuestro patrimonio». Nicolau añade que «en estos momentos me arrepiento de no haber conservado determinadas variedades. Recuerdo unas rosas místicas y unos sols coronats que se hacían enormes... y todo esto ya no existe».

En las tierras de Son Duran, en Sant Joan, se trabaja durante todo el año. En estos momentos, Nicolau «multiplica» (saca las semillas para poder sembrar nuevas) la coliflor de fulla d’espasa, de Tots Sants y de la Puríssima. Se trata de viejas variedades propias de la Isla. Estas coliflores hacen el pa o la pinya (el fruto) en octubre, noviembre y noviembre-diciembre, respectivamente. «Aunque este año han venido todas muy tardías, y hace más o menos un mes que hicieron s’esplet las dos primeras, y hace menos tiempo la de la Puríssima». En estos momentos ya casi todas están espigadas. Es el momento idóneo para recoger las semillas y guardarlas para poder sembrar nuevas coliflores la próxima temporada.

«Estos días ya preparamos la siembra de las lechugas para que puedan espigar en el mes de mayo y tenerlas a punto para la siembra de los huertos de verano», señala Nicolau.

Para este cometido, los huertos de verano, desde Planters i Ornamentals Nicolau, preparan una amplia oferta que abarca hasta 20 variedades de frutas y hortalizas. En los últimos años el número de personas que han aumentado la realización de sus propios huertos ha supuesto un notable aumento en la venta de estos productos.

Por lo que se refiere a las plantas ornamentales, Nicolau recuerda cómo con la última crisis económica se notó un cambio, ya que la gente sabía que podía prescindir de este tipo de plantas.

«En estos momentos trabajamos básicamente con la alfabeguera (albahaca) y cóleus (cóleos). Hay que decir que estamos en un momento en el que la albahaca de hoja pequeña de Mallorca desaparecerá. Tenemos un mildiu (enfermedad) nuevo que las fulmina. La Universitat tal vez debería haber trabajado más, como hacen otras universidades. Aquí sí trabajan el almendro y la vid... pero poco más».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Juana
Hace 3 meses

No hay manera de encontrar un repollo en Mallorca!!!

Valoración:menosmas

Gracias
Hace 3 meses

Si el gobierno quiere hacer algo no estaria mal ayudas para recuperar plantas y flores autoctonas..tanto que quieren promocionar el crecimiento de los productos locales..yno solo en esto, granjas.leche....

Valoración:5menosmas

Partitillecib@hotmail.com
Hace 3 meses

La agricultura balear no ha sido protegida y solo los políticos se han dedicado a recoger votos en elecciones para luego abandonar o dedicarse a destruirla con el urbanismo salvaje de la corrupcion. Gracias señores agricultores y ganaderos o avicultores por vuestro esfuerzo y dedicación vosotros si que hacéis pais

Valoración:29menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1