Momento en el que Jorge Javier Vázquez explicó a Lydia Lozano que tenía que quedarse en la casa. | Telecinco

1

Una broma de Jorge Javier Vázquez hizo que Lydia Lozano sufriese este jueves un ataque de ansiedad en pleno directo. La colaboradora, que entró un día más en la casa de Secret Story junto a su equipo de élite para 'robar' algunos de los objetos de los concursantes, no se esperaba el complicado momento que iba a vivir en Guadalix de la Sierra. Mientras Lozano planeaba cómo se iba a llevar el sofá, Jorge Javier le anunció que iba a tener que dormir en la casa: «Te hemos ocultado algo, se acaban de cerrar las puertas, vas a pasar allí la noche».

La periodista no daba crédito a lo que escuchaba: «Dime que no es verdad, por favor, dime que no». El presentador insistió en que era cierto y que el programa ya le había preparado todo lo necesario para que estuviese en Secret Story hasta las 8 de la mañana del día siguiente. «Esto ya me lo hicisteis una vez y me dio un ataque de ansiedad ¡Me quiero ir a mi casa!», dijo visiblemente nerviosa. Tal fue la tensión, que acabó llorando e incluso se arrodilló para que la organización le dejase volver a su casa.

Aunque Jorge Javier mantuvo el engaño unos minutos que a Lydia se le hicieron eternos, finalmente confesó la encerrona: «A ver, por favor, Lydia ¡Hija que es una broma!». «Esta te la guardo ¡No me puedo creer que me hayas hecho esto! ¡Me ha entrado una claustrofobia!», le reprochó Lozano, que continuó con su labor inicial de saquear la casa. Vázquez, que ha confesado en más de una ocasión que vive unos momento complicados, regresó la semana pasada a su trabajo en Sálvame tras unos días de descanso.

El catalán, que continúa muy afectado por la pérdida de su mejor amiga Mila Ximénez, se ha volcado en su trabajo en el teatro y se ha alejado de los programas de telerrealidad. Tras sus conflictos en las galas de Secret Story, Vázquez ha abandonado el formato que actualmente presentan Carlos Sobera y Toñi Moreno. El comunicador, además, no logra encontrar a una pareja con la que compartir su vida, algo que como él mismo ha explicado hace que se sienta muy solo.