Momento en el que la presentadora abandonó este jueves el plató de 'Sálvame'. | Telecinco

5

Paz Padilla ha estallado. La humorista, que protagonizó este jueves una fuerte discusión con Belén Esteban, decidió abandonar el plató de Sálvame ante la sorpresa del público. La colaboradora se ha mostrado muy crítica con la presentadora desde que esta asegurase en un directo con Anne Igartiburu y María del Monte que las vacunas contra la COVID-19 «no sirven para nada». Esta era la primera vez que se volvían a ver en un plató y el reencuentro fue incluso más tenso de lo esperado.

El programa de Telecinco dio la oportunidad a Paz de explicar sus polémicas declaraciones y, aunque lo intentó, sus argumentos no acabaron de convencer a la de Paracuellos. La presentadora indicó que sus palabras habían sido sacadas de contexto y que si se veía el directo entero ella explicaba que la vacuna no es efectiva para evitar el contagio de la nueva variante del virus: «Extrajeron un trocito de esa conversación en la que yo explicaba. Decía que no servía para nada en el sentido de que te infectabas del virus nuevo, creo que no he dicho ninguna barbaridad».

Noticias relacionadas

Belén no se creía a su compañera y quiso cortar la conversación: «No me creo lo que estás diciendo y no quiero tener una guerra, creo que has metido la pata hasta dentro, a lo mejor estoy equivocada». Cuando parecía que ya se había calmado la situación, la colaboradora señaló: «Creo que Paz no cree en la vacuna». Paz se tomó muy mal esta afirmación y dijo visiblemente molesta: «¡Porque tú lo digas! ¡Estoy flipando! ¿Por qué no creo yo en la vacuna?».

Acto seguido, y sin decir nada más, abandonó el plató y se quitó el micrófono ante la mirada de los tertulianos. La andaluza no regresó a su puesto de trabajo y fue Kiko Hernández el que tuvo que coger las riendas del programa hasta las 20:00 horas. Paz Padilla vive un momento televisivo complicado, y es que todas sus declaraciones son miradas con lupa «por los haters», tal y como ella misma asegura. Aunque intenta mantenerse al margen de lo que se comenta en las redes sociales, al final no ha podido evitar que la polémica haya dado el salto a la televisión.