Imagen de Carlos Sobera en la gala del martes. | Telecinco

0

Carlos Sobera protagonizó una gran pillada el martes en Secret Story. Cuando pensaba que su micrófono estaba apagado, el presentador echó una pequeña 'bronca' a sus compañeros que pudo escuchar toda la audiencia. «Esto está tan pequeño como siempre, cabrones», reprochó el vasco al equipo del programa, una queja que seguramente estaba relacionada con el tamaño de las letras en el teleprónter. Un problema técnico que se solucionó rápido, tal y como él mismo indicó sin darse cuenta de que se le seguía escuchando: «Mejor, así queda todo en una unidad».

Pero este no ha sido el único micro abierto que ha jugado una mala pasada al reality de Telecinco. Antes de la gala, Mitele Plus conectó con la casa en directo y hubo un fallo técnico que ha sido muy comentado. Mientras se podía ver en pantalla a algunos de los concursantes en el salón, el audio que se estaba emitiendo correspondía a una conversación en la habitación. Luca Onestini y Cristina Porta discutían sobre el supuesto trato de favor del programa a la concursante.

«No vuelvas a decir que me ayudan», le reprochó enfadada la periodista deportiva. Pero el italiano no se quería callar: «Es la verdad, ¡anda ya! Y lo sabes tú también. Yo no me escondo ya, me la pela todo». La pareja no vive su mejor en la casa y cada vez sus peleas son más habituales, aunque estas últimas declaraciones han sido muy criticadas en las redes sociales y mucho usuarios las señalan como una «prueba» del «tongo» en Secret Story. El realiy ya se encuentra en su recta final y la noche de este jueves se enfrentan a la expulsión Luis Rollán y Julen.