Gal·la se quedó esperando a Nico en la hoguera de confrontación. | Telecinco

0

El último programa de La isla de las tentaciones ha dejado muchas sorpresas. La primera, el plantón de Nico a Gal·la en la hoguera de confrontación. Tras ver el acercamiento de su chico con la soltera Miriam, Gal·la pidió encontrarse con el joven cara a cara para pedirle explicaciones e intentar arreglar la relación. «Creo que me dolería más que no viniera aquí a que me dijera que todo lo que está haciendo lo está sintiendo de verdad», indicó la joven mientras esperaba su pareja. Pero sus peores pensamientos se cumplieron: «Lo siento mucho, pero Nico ha decidido no aceptar tu invitación», le comunicó la presentadora. La valenciana no se podía creer lo que estaba ocurriendo y criticó la actitud de Nico: «Es un cobarde porque sabe que si viene aquí se le van a caer los pantalones».

Eso sí, Gal·la decidió que a partir de ahora vivirá la experiencia pensando solo en ella y en lo que siente. Y eso hizo nada más llegar a Villa Paraíso, donde empezó a acercarse a Miguel, el soltero con el que más conexión ha tenido. Después de estar muy pegados toda la noche, finalmente acabaron besándose en el sofá y durmiendo juntos. Mientras tanto Nico disfrutaba en el jacuzzi de su villa con Miriam y el exfutbolista también decidió compartir cama con la tentadora. Eso sí, por la mañana le entraron los remordimientos: «Hace tres años que no duermo con alguien que no sea Gal·la y estoy embajonado».

Por otro lado, la entrada de Simone en La isla de las tentaciones el pasado miércoles revolucionó la villa de las chicas y sobre todo a una de ellas. Rosario, que estaba conociendo Suso, se ha quedado prendada del italiano y se ha dejado llevar. Eso sí, Suso está muy enfadado con la situación y no pudo evitar dar un golpe con un vaso cuando vio a Rosario con Simone en la piscina. La novia de Álvaro tiene claro que a partir de ahora va a hacer lo que quiera y decidió dar la cita a Simone ante la cara de incredulidad de Suso. Álvaro no echa mucho de menos a su chica y continúa acercándose cada vez más a Sabela.

Alejandro, por su parte, sigue muy triste y no entiende que Tania no quiera continuar con su relación. «Estoy bloqueado. Me ha dado muy fuerte. Me he levantado y no paraba de pensar que la había perdido», explicó a Sandra Barneda. Eso sí, también quiso pedir perdón a la presentadora por su comportamiento en la hoguera: «Te pido disculpas por la manera en que me puse, pero es que no lo puedo controlar. No sé, no soy yo. Te hago pasar un mal rato, yo sé que tú eres persona y no quiero ponerme así, pero es que me nace». «No me pidas disculpas, por favor, estoy aquí para ayudaros. Sé que lo estás pasando muy mal», le respondió la periodista, que en las últimas semanas ha demostrado un cariño especial por el concursante.

Los tentadores mallorquines, Rosana y Alberto, se mantienen una semana más en el programa. La palmesana estuvo al borde de la expulsión, aunque finalmente los chicos decidieron que se quedase ya que «fue una tentación y puede volver a serlo». Una palabras que Rosana se ha tomado al pie de la letra, ya que como se ha podido ver en el adelanto de la próxima semana, la mallorquina intentará volver a acercarse a Nico. Alberto, por su parte, tendrá una cita con Zoe la semana que viene, veremos si con ella surge la chispa.