0

Adara Molinero vivió este martes su noche más intensa en Secret Story. La modelo se convirtió en la protagonista indiscutible del programa tras la declaración de Rodrigo Fuertes, la llamada de su padre y la visita de Gianmarco.

La concursante recibió un bonito mensaje de su exnovio, en el que le mostraba su apoyo total: «Estoy con ella al 200% aunque no me siente en un plató de televisión yo solo quiero que ella tuviese claro que estoy aquí y si estoy aquí es por algo. La veo todos los días y no me olvido ni me olvidaré de ella».

La joven leyó este mensaje con gran alegría, aunque aseguró que le gustaría saber «si le ha cambiado algo a su forma de pensar a la última conversación».

La madrileña también recibió en directo la llamada de su padre, con quien llevaba más de dos años sin hablarse. Jesús quiso tranquilizar a su hija tras el ataque de ansiedad que sufrió por un mensaje de Lucía Pariente.

«Hemos llegado a un punto que no sé, tendremos que darle la vuelta de alguna manera. Es que das una versión de que yo me posicioné y no fue así. Le defendí en un concurso por las razones que tú sabes. Pero yo no dejé de posicionarme de tu lado. Tú fuiste la que cortaste la relación con este tema. Siempre que me has llamado me has tenido», indicó el progenitor.

Carlos Sobera, presentador de la gala, quiso mandar un mensaje de apoyo a la familia y les animó a reconciliarse: «Creo que es un momento para que padre e hija se encuentren en un punto común. Que no suene solo a reproche, aprovechad este momento para encontraros».

Pero todavía quedaban más emociones: esa misma noche Gianmarco entró en la casa para visitar a su hermano Luca. Cuando Adara vio desde 'El Cubo' al italiano, le entró la risa tonta: «Madre mía. Le vi en algún plató y tal pero así, hacía un año y pico diría yo que no nos vemos (le entra la risa) Me hace gracia. No sé, perdón, creo que son nervios. Me parece surrealista la situación».

«Me siento el corazón en la garganta. Estoy recordando cómo empezó toda mi aventura en España. Llegué con 22 años y cuántas cosas han pasado ya», afirmó por su parte Gianmarco.