Pablo Díaz en 'Espejo Público'. | Twitter

0

Pablo Díaz reapareció este martes en Espejo Público con una nueva imagen: el ganador de Pasapalabra se ha teñido el pelo. Aunque en un primer momento el color escogido era el azul, ahora luce en un tono más verdoso.

El joven aclaró que el cambio de look se debe a una apuesta. Pocas horas después de aparecer en el formato de Antena 3, Díaz ha compartido una imagen con la cabeza totalmente rapada.

El canario reveló en el mencionado programa que lo primero en lo que se ha gastado el premio ha sido «en una Nintendo 64 y en una Nintendo Switch. Yo juego esos juegos muy rápido y quería probarlos un poquito y por eso me lo compré». Eso sí, el resto del premio quiere destinarlo a «cosas más serías»: «Lo quiero emplear para ayudar a mis padres, para que en el terreno económico no tengan problemas».

El ganador ha explicado que su objetivo es independizarse porque «si puedes tener dinero para comprar una casa es una buena inversión». Aunque, eso sí, para el joven su familia es lo más importante: «En realidad, la casa no me la voy a comprar yo, la casa se la voy a comprar a mis padres».

Respecto a lo que tiene que pagar a Hacienda, indicó que ha tenido que pagar un 43 % del premio, unos 800.000 euros aproximadamente. «Yo me quedo 1 millón de euros. Me doy con un canto en los dientes», señaló.

Pablo necesitó 260 programas para llevarse el millonario premio. Además superó 46 sillas azules y acertó un total de 5.761 preguntas del rosco, quedándose en 12 ocasiones a una sola palabra de alzarse con el bote.

El joven es, además, el concursante con más participaciones en Pasapalabra, pues a las 260 del último año, hay que sumarles dos intervenciones más cuando este programa se emitía en Telecinco (una de 47 programas seguidos y otra de 3), lo que hacen un total 310 programas.