El Lagun Aro deja de ser el rival fetiche del Menorca

| Menorca |

Valorar:

Menorca Bàsquet 87

Lagun Aro 96

Menorca Bàsquet (26+16+21+24): Ciorciari (19), Limonad (15), Victor (8), Radenovic (10), Donaldson (13) -cinco inicial-, Servera (4), Huertas (4), Diego Sánchez (0), Otegui (6) y Caio (8).

Lagun Aro (27+13+27+29): Salgado (22), Baron (25), Panko (10), Doblas (4), Miralles (10) -cinco inicial-, Uriz (0), Kone (10), Sánchez (0), Lorbek (0) y Tskitishvili (15).

Àrbitros: Arteaga, Guirao y Sacristán.


El Lagun Aro, que jamás había vencido al Menorca Basquet en la ACB, reventó la estadística gracias al talento de su perímetro y a la gran dirección de su base, Javier Salgado, que impuso su ritmo durante todo el partido.

Eso y dos triples determinantes de Tskitishvili en el momento crucial del duelo le dieron la victoria al Gipuzkoa, que va lanzado.

La exuberancia física de Donaldson marcó el inicio del partido. El pívot de Pittsburgh anotó los primeros 10 puntos del Menorca y su capacidad para ir al rebote de ataque le hizo mucho daño al Lagun Aro.

El equipo de Pablo Laso replicó con su juego de perímetro y una sucesión de triples de Baron y Salgado mantuvieron el equilibrio (10-9). El conjunto guipuzcoano sobrevivía gracias a su línea exterior, pero con eso le bastó para sofocar el buen arranque de los isleños.

El ritmo de Salgado y los puntos de Doblas empezaron a generar dudas en la defensa del Menorca, que poco a poco fue menguando. Los porcentajes de los donostiarras eran espectaculares y eso les concedió las primeras ventajas (14-17).

Dos triples de Ciorciari y otro de Salgado cerraron un parcial muy productivo en ataque, en una espiral muy peligrosa para el Menorca (26-27, primer cuarto).

El arranque del segundo período fue un intercambio de golpes bajo los tableros, porque cada rebote en ataque de Otegui encontraba respuesta en una canasta de Miralles o Kone. Con las segundas unidades en pista, el encuentro perdió algo de color en ataque, pero la igualdad se mantenía (38-38).

Una canasta inverosímil de Huertas coincidiendo con una falta a Otegui bajaron el telón del primer tiempo, que sonreía al Menorca Basquet después de muchos minutos. En parte, porque los de Olmos habían subido el volumen en defensa (42-40, descanso).

Miralles y Salgado abanderaron la reacción del Lagun Aro, que en un abrir y cerrar de ojos le dio la vuelta al marcador. Dos triples del base y los puntos del catalán pusieron el 49-52, mientras el Menorca lo fiaba todo a su presencia en el tiro libre.

El perímetro local era incapaz de detener el caudal ofensivo del Gipuzkoa BC y Baron estiró la ventaja justo antes del cierre del tercer parcial (61-67).

Un parcial de 5-0 dio entrada al último cuarto, con un Menorca muy fuerte en defensa y un Lagun Aro lastrado por las faltas de Salgado. Pero la reacción del equipo de San Sebastián fue feroz. La fuerza de Kone y un triple Tskitishvili apagaron la embestida balear (70-74 a 5'39'').

El duelo empezó a caminar sobre un alambre y por cada punto se libraba una batalla. Fue entonces cuando apareció Tskitishvili para anotar dos triples consecutivos y provocar un incendio en el pabellón (76-82 a 2'56'').

De ahí hasta el final el Lagun Aro gestionó bien su renta y se llevó una victoria de gran calibre (87-96, final)

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.