«El amor y el respeto entre nosotros es profundo y latente y creó un ser maravilloso por el cual estaremos unidos siempre», aclara la diseñadora. | Instagram

4

Elena Tablada y Javier Ungría están pasando por un verano difícil. La pareja se ha decido separarse temporalmente tras seis años de relación. La revista Semana publicaba la noticia que posteriormente confirmó la diseñadora en sus redes sociales mientras se encontraba de vacaciones en Mallorca: «Después de 6 años de una preciosa relación, a pesar de que ninguna es un camino de rosas hemos decidido dar un 'pare' para así poder respirar y ver en qué consiste realmente la felicidad. Confío en el plan que tiene Dios para mí, para mi familia y en que el tiempo nos haga valorar lo afortunados que somos».

Después de una temporada en la que el matrimonio no pasaba por su mejor momento, hacía meses que se rumoreaba su ruptura debido a la ausencia de Ungría en las fotos de Elena. Tras la separación, parece que la diseñadora se ha refugiado en sus amigos y sus hijas, Ella y Camila, según explicó en Instagram: «Quien me conoce sabe que mis hijas son lo más importante que tengo en mi vida, y si me veo en la posición de ponerlas en una balanza siempre pesarán más ellas».

Cuando comenzó su relación con Javier Ungría en 2016, Elena ya tenía una hija, Ella, de su relación con Bisbal. Posteriormente, en 2018 la pareja se casó en la iglesia San José de Letrán en La Habana (Cuba), aunque previamente se habían unido civilmente en Miami. Tras todos estos acontecimientos, dos años después tuvieron a su única hija en común, Camila. Finalmente, la diseñadora apunta que tras estos años «el amor y el respeto entre nosotros es profundo y latente y creó un ser maravilloso por el cual estaremos unidos siempre». Solo el tiempo dirá si esto es un parón o una ruptura definitiva.