Imagen de archivo de Jesulín de Ubrique y María José Campanario. | Efe

5

Jesulín de Ubrique y María José Campanario han confirmado este martes en la revista ¡Hola! que esperan su tercer hijo en común. El matrimonio, que el año que viene celebra su 20 aniversario de boda, ha explicado que la noticia ha sido inesperada: «Tenemos que reconocer que ha sido toda una sorpresa, pero estamos muy felices». El medio ha querido remarcar, además, que la pareja ha dado esta información «sin recibir contraprestación económica alguna». El torero y la odontóloga tienen una hija de 18 años, Juls, y un hijo de 14, Jesús Alejandro.

María José, de 43 años, tiene un estado delicado de salud ya que fue diagnosticada de fibromialgia hace doce años. Los dolores provocados por esta enfermedad han hecho que haya tenido que ser ingresada en diversas ocasiones, la última en el mes de mayo de este mismo 2021. Ahora, afronta esta nueva etapa llena de ilusión, aunque ha indicado en la revista que se siente «muy cansada, más de lo habitual». Por su parte Jesulín ha asegurado que no le asusta volver a ser padre: «¡Tampoco soy tan viejo!», ha bromeado en ¡Hola!. El nacimiento del bebé está previsto en julio, dos semanas antes de la celebración de su aniversario de boda, que fue el 27 de julio del 2002.

La relación de la catalana y en andaluz se encuentra en un muy buen momento. La propia Campanario, a través de sus directos de Instagram, desveló a sus seguidores que el secreto de su matrimonio era que cada uno tenía su propio espacio: Jesulín, el mundo del toro y la ganadería, y ella, la odontología. «Gana mucho en las distancias cortas, es muy lanzado, cuando le conocí se hizo con mi teléfono y fue a piñón», confesó en redes.

La hija mayor del matrimonio, que cumplió en el mes de abril la mayoría de edad, se ha convertido en una de las protagonistas indiscutibles de la prensa del corazón, aunque por el momento prefiere mantenerse alejada de los medios. Juls se trasladó a Madrid a principios de este año y en los últimos meses ha vivido momentos complicados con su exnovio Brayan Mejía, contra el que ha interpuesto una demanda por agresión. Tan delicada ha sido la situación, que incluso María José ha tenido que trasladarse en más de una ocasión a la capital para apoyar a la joven.