3

Lolita Flores ha dicho basta. La cantante y actriz, visiblemente molesta, ha recibido un sinfín de ataques a través de las redes sociales a raíz de sus palabras sobre el feminismo en LaSexta Noche.

En un momento dado, el presentador, Hilario Pino, quiso saber si Lolita se consideraba feminista, una pregunta ante la que la hermana de Rosario Flores no dudó ni un segundo.

«No. Soy un ser humano, soy una mujer, me considero muy mujer. No me gusta la denigración ni a un hombre ni a una mujer», explicó. Después, matizó que era innegable que eran las mujeres quienes más violencia sufrían, y lanzó un mensaje para animar a las víctimas de cualquier tipo de acoso a denunciarlo.

Y es que Pino quiso saber la opinión de la artista, como actriz, sobre el #MeToo. Tras preguntar qué era eso y comprender que englobaba las denuncias de abusos sexuales en la industria cinematográfica, Flores dijo que lo apoyaba, pero que los hombres también deberían de denunciar esas situaciones, al igual que los malos tratos.

«A mí no me ha pasado. No he gustado tanto a los hombres como para que me metan mano, no levanto pasiones. Está claro que a ellos no les matan como a nosotras, ahí está el porcentaje de lo que hay», dijo la madre de Elena Furiase. "Dan igual los porcentajes, basta con que haya uno", añadió, por su parte, su compañero de escena.

Un discurso por el que la artista ha sido fuertemente criticada. Y no solo eso, sino que, según ella misma denuncia en Twitter, también ha recibido ataques e insultos por ello.

Algo que le ha llevado a abandonar la red social, según escribe, «para siempre». Antes de hacerlo, Lolita se quedó a gusto y reaccionó contra todos esos ataques, pasando a la acción con un duro y contundente alegato.

«Qué vergüenza, qué ignorancia y qué aburrimiento tenéis los que me tacháis de ignorante, me río de vosotros, así no entro en Twitter. Vergüenza os debía de dar hablar sin saber, qué pena de Twitter, se ha convertido en una cesta de víboras aburridas. Hasta nunca», escribió la artista.

«Me voy de Twiter para siempre, no estoy para aguantar impertinencias. No sois jueces y lo siento por los demás, pero no estoy para que me juzguen ya. No ser felices y seguir criticando que debe ser vuestra profesión, adiós, hasta nunca», sentenció.