Leticia Sabater, en una imagen de archivo. | T.V.

31

Leticia Sabater se ha reconstruido el himen. La presentadora se sometió el pasado enero a una vaginoplastia en Estados Unidos por el módico precio de 6.000 euros.

«A mis 48 años ya he decidido que no voy a ser madre. Como no voy a tener cargas económicas de este tipo, me dije a mí misma que había llegado el momento de darme un capricho», explica Sabater.

«Tras la operación has de esperar dos meses para que la vagina cicatrice. Estoy esperando a alguien especial, no va a ser cosa de una noche. Sea quien sea, se va a llevar una sorpresa. Con 48 años nadie piensa que vayas a ser virgen». continúa.