La Feria de Abril de Palma arranca por sevillanas en el polígono de Son Rossinyol

11

Comenzaron a sonar las primeras sevillanas en las casetas de la Feria de Abril de Palma que se inauguró ayer con el tradicional ‘encendío’ de luces. La lluvia dio una pequeña tregua para el paseíllo que las autoridades suelen realizar tras el corte de la cinta. El presidente de la Casa de Andalucía en Baleares, José Martínez, y el presidente de la Hermandad del Rocío, Manuel Sañudo, recibieron a la teniente alcalde, Sandra Fernández en el paseíllo inaugural. Unas veinte casetas intentaron crear ambiente con ritmos sevillanos y una amplia oferta gastronómica a base de raciones de pescaíto frito, calamares, chipirones, rabas, jamón y queso. Tampoco falta el fino, la manzanilla o el rebujito, aunque son más las cañas y cervezas para saciar la sed. Una fiesta que arrancó, anoche, tímidamente pero que poco a poco fue cogiendo el ambiente propio de la Feria de Abril. El polígono de Son Rossinyol acogerá a lo largo de toda la semana diversas actividades y eventos y una misa rociera.