El primer ministro británico, David Cameron, que disfruta de una semana de vacaciones en Ibiza junto a toda su familia: su esposa Samantha y sus tres hijos Nancy, Arthur y Florence, durante el paseo que dio con su mujer por las calles de Santa Gertrudis. | Sergio G. Canizares

0

El primer ministro británico, David Cameron, disfruta de una semana de vacaciones en Eivissa junto a toda su familia: su esposa Samantha y sus tres hijos Nancy, Arthur y Florence. Una semana de relax para el mandatario, tras asistir a la cumbre del G-8 celebrada la semana pasada en Francia.
Esta es la segunda visita privada que el matrimonio hace a España en los dos últimos meses, ya que en abril el líder del Partido Conservador británico y su esposa estuvieron varios días recorriendo la provincia de Granada.
David y Samantha Cameron dieron ayer un paseo a pie por las calles de Santa Gertrudis, un municipio del centro de la isla, uno de los destinos favoritos de turistas británicos y alemanes.
Cogidos de la mano y sonrientes, el primer ministro y su esposa han podido ser fotografiados mientras recorrían una pequeña callejuela de este pueblo de casas blancas.
Samantha Cameron llegó el viernes a la isla con su hija Florence, nacida el pasado mes de agosto, mientras que su marido lo hizo el sábado con sus hijos mayores, Nancy, de 7 años, y Arthur, de 5 años.