Previous Next
0

Con un día de antelación al resto de Mallorca, la base naval del Port de Sóller celebró la tradicional procesión en la víspera de la Virgen del Carmen. Después de la misa y la procesión marinera se celebró en la residencia naval una cena a la que acudieron unas doscientas personas: autoridades civiles y militares, invitados y vecinos, entre ellos representantes de los pescadores y marineros del Port. La cena se convirtió en un animado evento que se prolongó hasta bien pasada la medianoche.