Ramon Perpinyà, Ramón García, la directora general de Salut Pública, María Antonia Font; y Marc Ponseti. | Eugenia Planas

0

El Colegio Oficial de Veterinarios de Baleares (COVIB) celebró su patrón, San Francisco de Asís, reuniendo en el GPRO Valparaíso a más de ciento cincuenta colegiados.

El presidente de la entidad, Ramón García, acompañado de autoridades políticas, hizo entrega de las insignias de plata y oro a los veterinarios que cumplían 25 y 50 años de colegiación.

Además, nombró colegiados de honor, a título póstumo, a Juan Sans y Francisco Solá.

Tras un repaso a los asuntos de mayor trascendencia para el colectivo veterinario, finalizado el acto oficial, se sirvió una cena a base de exquisiteces preparadas por el chef Carlos Botella.

En el transcurso de la celebración, los colegiados compartieron impresiones y departieron en un agradable ambiente.