Previous Next
0

Muy concurrida fue la fiesta de inauguración de la cantina mexicana Taqueromucho, la incursión en la restauración de la familia Muñoz con Samuel a la cabeza.

Él se ha encargado de diseñar la carta de especialidades mexicanas, cocina que conoce a la perfección tras su paso por el país americano, experiencia que le servirá para deleitar a los clientes con los deliciosos platillos.

En la apertura del local del Passeig Marítim, los asistentes probaron cócteles típicos, dieron buena cuenta de los aperitivos y cantaron y bailaron al ritmo del mariachi que redondeó una velada de sabores puramente mexicanos que augura un gran éxito al nuevo proyecto.